10 junio, 2005
 | /LA NACIÓN
| /LA NACIÓN

"Los demás se van a ir quedando"

Edad: 42 años Estado civil: casado Profesión: abogado

¿Don José Miguel, en qué estado está hoy ADN?

Estamos elaborando el reglamento para la elección de candidatos a diputados y regidores, lo llevaremos a una asamblea nacional en junio y todo julio estará abierta la inscripción de aspirantes a esos puestos.

¿Es ADN un partido ya conformado?

Correcto, bueno, no cuenta todavía con la resolución del TSE que lo diga.

¿Cuánto le costó todo el proceso de asambleas previo a la inscripción?

Es difícil decirlo, pero en cuatro meses eso pudo haber costado de ¢8 millones a ¢10 millones en total.

¿Y en el ámbito personal?

Significó dejar la oficina profesional a medio tiempo, la ventaja de tener una esposa abogada es que le suple a uno esos espacios y sí, un esfuerzo físico muy grande para visitar casi todos los cantones del país.

¿En qué basa ADN toda sus estrategia regional?

Básicamente en que queremos hacer una campaña más basada en los problemas locales que en los nacionales. No digo exclusivamente, pero creemos que la gente se ha desinteresado de la política porque le hablan de temas que no comprende y que los ve muy lejanos. Nosotros queremos volver a planes locales, regionales, cantonales de desarrollo, obviamente sin olvidarnos del plan nacional, quiero decir que le queremos dar más énfasis a los temas locales d e los que le han dado en otras campañas los partidos políticos.

¿Por qué usted se metió en esto?

Básicamente porque no me sentía a gusto abandonando un barco en el que me había montado hace muchos años, desde que tenía 18 años. No me quería bajar solo porque el barco iba para el despeñadero, lo que tenía que ir era a ver cómo cambiaba al piloto. Me parece que tengo las condiciones, el liderazgo, la capacidad intelectual, la experiencia y las condiciones hormonales para liderar este país.

¿Usted quiere ser presidente de la República?

No se trata de que se quiera, se trata de que se tengan las condiciones y la búsqueda del apoyo del pueblo.

"No tengo ningún problema si me eligen, me siento capacitado para dirigir el país".

¿Pero es su meta?

Es un objetivo, no es una ambición, pero es un objetivo. No es la meta de mi vida, es un objetivo.

¿Y el partido ADN tiene gente?

Por lo menos tenemos estructuras en cada distrito y las firmas necesarias para inscribir el partido, a partir de allí tenemos que irnos a ganar el apoyo popular.

¿Y la imagen de exministro de Justicia es suficiente para lograr ese apoyo?

Creo que es suficiente para arrancar...

¿Y para seguir?

Para seguir no, pero una vez que se arranca vendrán la imagen y el respaldo del resto de dirigentes por todo el país. Va a ser un partido que va a girar primordialmente alrededor de la figura del exministro de Justicia, eso es claro, no me preocupa, no me molesta y no me avergüenza, al contrario, me hace sentir muy orgulloso.

Usted buscaría llegar hasta el final solo o se integraría a una coalición?

En primera instancia nuestra decisión es llegar solos como partido ADN hasta el final, hasta febrero del 2006 y ganar las elecciones. Sin embargo, si hay una convención popular, a padrón abierto con dos meses de campaña interna, nosotros nos la jugamos en ese proceso y lo ganamos.

¿Y de ganar usted cree que pueda conformar un equipo de gobierno?

Sí, claro que sí, buscando la gente desde antes y después. Yo creo que los equipos de gobierno no están metidos todos en los partidos políticos.

¿Y usted cree que ADN pueda ganar las elecciones?

Claro que sí, nosotros vamos a ganar las elecciones.

¿Por qué tan seguro?

Porque creo que en el momento en que empiecen los debates, las confrontaciones de ideas, las confrontaciones de personalidades, la gente se va a ir decantando hacia el ADN y hacia José Miguel Villalobos, de eso no tengo ninguna duda.

¿Quién es el rival a vencer entonces?

Óscar Arias.

Solamente.

Sí, los demás se van a ir quedando en el camino muy rápido. Al final esta campaña se va a polarizar entre José Miguel Villalobos y Óscar Arias.

¿Tiene plata para afrontar la campaña?

Yo en lo personal no, pero no tengo duda que en el momento en que tengamos las listas preparadas de candidatos a diputados, nos va a sobrar el dinero. Nosotros hacemos la campaña con la décima parte de lo que gaste Óscar Arias y le ganamos.