Daniela Cerdas E.. 10 noviembre, 2020
2.329 alumnos de primer ingreso entrarán al Tec en 2021. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal
2.329 alumnos de primer ingreso entrarán al Tec en 2021. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal

Un sistema de distribución por grupos de colegios provocó que alumnos con bajas notas obtuvieran cupos para una carrera en el Instituto Tecnológico de Costa Rica (Tec) y desplazaran a estudiantes con mejores calificaciones.

A causa de la pandemia, el Tec no realizó examen de admisión para el año 2021. Esa prueba otorgaba un lugar a los alumnos con mejor preparación y notas, independientemente de su colegio y provincia de procedencia.

El examen se sustituyó por un mecanismo de admisión que dividió a la población interesada en ingresar a una carrera en cuatro grupos dependiendo de los colegios de procedencia.

A su vez, a cada estudiante se le asignaba una nota de admisión que consistía en nota de presentación y la aplicación de una fórmula matemática. El resultado variaba según el grupo de colegios al que se perteneciera.

Ese mecanismo derivó en que, por ejemplo, un alumno con “nota de admisión” de 530 desplazara a uno con un puntaje de 750.

Frente a las críticas, el rector del Tecnológico, Luis Paulino Méndez, respondió que se busca un “trato justo".

“Por el contrario, el mecanismo pretende dar un trato justo a los solicitantes, distribuyendo los cupos por segmentos. Estamos preparando un comunicado con datos, por ahora, hay mucha especulación", se limitó a decir este martes.

Los colegios se dividieron en:

Grupo A: colegios nocturnos, liceos rurales, telesecundarias, colegios en zonas indígenas, educación de adultos y programas de educación abierta.

Grupo B: colegios públicos técnicos.

Grupo C: otros colegios públicos (excepto los mencionados en A y B, que también incluyen humanísticos, científicos, experimentales bilingües públicos).

Grupo D: colegios privados subvencionados y extranjeros.

Este lunes, el Tec dio a conocer, por medio de sus redes sociales, los resultados de ese proceso de admisión. Un aluvión de críticas llenó la publicación pues hubo cerca de 1.000 comentarios con quejas de que no entraron los que mejores notas tenían o quienes más se prepararon.

Según informó Randall Blanco, director de la Escuela de Matemáticas del Instituto Tecnológico y miembro de la comisión que planteó el mecanismo de selección 2021, la distribución de los 2.329 cupos para el 2021 quedó así.

Grupo A: De los 2.420 solicitantes por un cupo, 1.469 quedaron elegibles para optar por una carrera (tuvieron una nota admisión mayor a 520, que es el requisito). De esos elegibles, 258 (un 17,5%) lograron un cupo. La nota promedio de calificaciones en secundaria de este grupo fue de 82,42 y la nota promedio de admisión fue 555,59.

Grupo B: De los 4.395 solicitantes por un cupo, 2.919 quedaron elegibles para optar por una carrera. De esos elegibles, 504 (un 17,2%) lograron un cupo. La nota promedio de calificaciones en secundaria de este grupo fue de 86,89 y la nota promedio de admisión fue 571, 47.

Grupo C: De los 9.596 solicitantes por un cupo, 6.349 quedaron elegibles para optar por una carrera (tuvieron una nota admisión mayor a 520, que es el requisito). De esos elegibles, 1.013 (un 15,9%) consiguieron un cupo. La nota promedio de calificaciones en secundaria de este grupo fue de 85,85 y la nota de admisión promedio 576,91.

Grupo D: De los 5.427 solicitantes por un cupo, 3.792 quedaron elegibles para optar por una carrera. De esos elegibles, 554 (un 14, 6%) lograron un cupo en una carrera. La nota promedio de calificaciones en secundaria de este grupo fue de 87, 62 y la nota de admisión 587,69.

¿Cómo fue ese proceso de admisión?

Al observar los resultados, porcentualmente lograron mayor cupo los del grupo A, cuyos alumnos tuvieron las notas más bajas de secundaria y menor promedio de admisión.

Según Randall Blanco, sin este mecanismo, las poblaciones que “típicamente” tienen notas de colegio más bajas no hubieran tenido posibilidad de entrar al Tec y los cupos se hubieran concentrado en un tipo de colegio y zonas.

Para poder optar por un espacio en esta universidad es indispensable la nota de admisión, que, generalmente, está conformada por las notas de los dos últimos años del colegio y el resultado del examen de admisión. Resultan elegibles para optar por una carrera los estudiantes que saquen entre 520 y 800 puntos en la nota de admisión. Los que más se acercaran a 800 tenían la mayor posibilidad de ingresar.

Como este año no hubo examen de admisión, se utilizaron solo las notas del colegio, pero en el caso de colegios académicos, solo se tomaron en cuenta las notas de décimo año, porque por la pandemia muchos no han recibido calificaciones en 2020.

En colegio técnicos se consideraron las notas de décimo y undécimo año.

Con ese nuevo sistema, la nota de admisión de cada estudiante se obtuvo de sus notas de colegio comparadas con el promedio de las notas de su grupo (A,B,C o D). Luego, se usó una fórmula matemática para ver cuánto representaba ese total, entre 200 y 800 que son los puntajes en los que varían la nota de admisión. Los que sacaran más de 520 son los que resultaban elegibles para una carrera en cada grupo.

“A alguien con una nota de 90, el promedio de admisión le va a dar distinto dependiendo del grupo en el que esté. No es lo mismo tener un 90 en un grupo donde todo el mundo sale bien, a un 90 donde todos tienen baja nota. El que tenía 82,42 de promedio de notas del colegio le va a tocar 500 de nota de admisión y de ahí para arriba o para abajo”, comentó Blanco.

¿Cómo se asignaron los cupos tras obtener la nota de admisión?

El funcionario explicó que, por ejemplo, si una carrera tenía 40 cupos, y hay 100 postulantes elegibles para esa carrera de todos los grupos (A, B, C y D), los campos se repartieron dependiendo del porcentaje que representa cada grupo en ese total de postulantes. Si de los 100 candidatos, 50 son del grupo A, el 50% de los espacios disponibles se los llevó ese grupo, o sea 20.

Después, esos 20 cupos, en cada grupo se subdividen por provincia de procedencia del alumno, dependiendo del porcentaje que representa cada provincia en esos 20 cupos. Si la mitad son de Heredia, 10 cupos se darán a los heredianos que obtuvieron mayor puntaje de nota de admisión.

Ese mismo proceso se llevó a cabo en todos los cuatro grupos y de allí se sacó a los 2.329 admitidos a una carrera en el Tec para 2021.

Críticas

La mayoría de las comentarios en el anuncio de los resultados de admisión del Tec iban en sentido negativo.

“El proceso de selección de candidatos se decantó con un análisis multicriterio, que puso en indefensión a muchos de los interesados, porque no midió su opción de ingreso contra un examen para el cual se prepararon, sino que entraron en juego otras variables sobre las que su esfuerzo vale un pepino. De esa forma, muchos ven truncado su sueño de ingreso al Tec, porque a pesar de todo, con buenas notas y su preparación con mucho esfuerzo, quedaron por fuera del cupo de la carrera elegida”, comentó en la publicación Sergio Romero.

“No es posible que le cierren las puertas a estudiantes capaces por el solo hecho de que cambiaron el proceso de admisión de forma antojadiza”, manifestó Sofía Arias.

"Alguien me explica. Mi hermano tiene un 733 y no ingresó a la carrera. ¿Cómo es posible, qué corte o método están utilizando?, cuestionó otra persona.

Condiciones de admisión de personas inscritas varían según el puntaje obtenido. Periodo de apelaciones está abierto hasta el 13 de noviembre.

Posted by Tecnológico de Costa Rica on Monday, November 9, 2020