Daniela Cerdas E.. 16 enero, 2016
En junio del 2014, decenas de docentes hacían fila para resolver problemas de pago con la implementación del sistema Integra2 | ARCHIVO
En junio del 2014, decenas de docentes hacían fila para resolver problemas de pago con la implementación del sistema Integra2 | ARCHIVO

Unos 25.000 funcionarios, principalmente docentes, deben al MEP más de ¢48.000 millones por pagos que recibieron de más entre el 2002 y el 2015.

Esto obligó al Ministerio de Educación Pública (MEP) a contactar a los deudores para buscar arreglos de pago y recuperar esos dineros del Estado.

La deficiencia en el viejo sistema de pagos SIGRH (Sistema de Información para la Gestión de los Recursos Humanos) propició giros de dinero durante meses a personas incapacitadas, pensionadas, con permisos sin goce de salario y hasta fallecidas.

La implementación de la nueva plataforma de pagos Integra2, en abril del 2014, permitió al MEP poner nombres, apellidos y corroborar las sumas de dinero que cada uno debía.

“Con el anterior sistema, ya se habían detectado manualmente los pagos erróneos, pero eran posibles sumas giradas. Con Integra2 ya se habla de suma girada porque el sistema lo confirma. Se detectó y la Unidad de Cobros de Recursos Humanos del Ministerio contactó a algunas de esas personas”, explicó Yaxinia Díaz, directora de Recursos Humanos del MEP.

Según la funcionaria, estos pagos de más se realizaron porque el “deficiente” sistema anterior no registraba a tiempo los movimientos en el personal y era muy lento para procesar los datos. Esto se complicaba aún más por la compleja planilla que registra más de 81.000 trabajadores.

El procesamiento de incapacidades o permisos se hacía manualmente, lo que demoraba el proceso y daba pie a más errores.

Arreglos de pago. Para recuperar estos dineros, el Ministerio procedió a notificar de la deuda a los funcionarios mediante llamadas y correos.

El Departamento de Cobros del MEP les pidió que se apersonaran a presentar pruebas de que ese dinero les correspondía; si no, debían devolverlo.

“Se llega a un arreglo de pago para que devuelvan ese dinero en tractos por quincenas. Hay gente que dice que lo puede pagar de una vez; otros dicen que no pueden. Algunos deben desde ¢300.000 hasta ¢2 millones. Hay uno que debe ¢30 millones; con él ya se llegó a un acuerdo. Estamos haciendo un esfuerzo por recuperar esos fondos públicos siguiendo el debido proceso ”, dijo Díaz.

El MEP ya logró conciliar con 10.500 funcionarios, quienes deben ¢28.754 millones. Falta por alcanzar un acuerdo con otros 15.000 funcionarios.

El presidente de la Asociación Nacional de Educadores (ANDE), Gilberto Cascante, manifestó que son conscientes de que son dineros del Estado y que estos deben ser devueltos.

“Se debe llegar a un acuerdo para que estos dineros se reintegren utilizando las condiciones idóneas y conversándolo con el docente. Asumiremos las deudas con el MEP de forma responsable”, declaró Cascante.

Por su parte, Ricardo Molina, presidente de la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE), dijo que están investigando casos de educadores a los que se les está rebajando la deuda sin previa conciliación.

Problemas. Con el nuevo sistema Integra2 se disminuyeron los giros de sumas de más, pero todavía estos se dan.

Así lo informó Díaz, quien explicó que esto ocurre porque, entre otras cosas, las direcciones regionales no reportan a tiempo los movimientos.

Actualmente, el sistema Integra2 ha pagado ¢7.000 millones de más a los funcionarios. Se ha llegado a un acuerdo de pago para reintegrar ¢2.700 millones; faltan por recuperar ¢4.450 millones.