Daniela Cerdas E.. 19 marzo, 2018
Preescolar será obligatorio para ingresar a primer grado según disposiciones del MEP (imagen con fines ilustrativos). Foto: Archivo
Preescolar será obligatorio para ingresar a primer grado según disposiciones del MEP (imagen con fines ilustrativos). Foto: Archivo

En lugar de retirarse a lo largo del año, en el 2017 más niños llegaron a las aulas de preescolar del Ministerio de Educación Pública (MEP).

El MEP reportó en 2016 una exclusión en preescolar de 1,7%, pero, en 2017, el porcentaje fue de -0,3%, esto porque 324 chiquitos más se incorporaron a ese nivel de enseñanza luego de iniciado el curso lectivo.

En otras palabras, a inicios del curso lectivo del año pasado 114.819 niños estaban matriculados en preescolar, a finales del curso, esa cifra aumentó a 115.143.

Eso es lo que el MEP denomina "exclusión negativa" que nunca había ocurrido en la historia, según los datos del departamento de Estadística del Ministerio.

"En preescolar se presentó un interesante fenómeno, pues el proceso de identificación y reinserción que forma parte de la estrategia de atención a la primera infancia: un derecho, una oportunidad y un reto que permitió que 324 niños y niñas más de los que iniciaron el curso se incorporaran a los centros de estudio durante el año", explicó la ministra.

Los resultados coinciden en tiempo con el anuncio del Ministerio de que, a partir de este año, para que un niño pueda ingresar a primer grado será obligatorio que antes haya cursado los dos años de educación preescolar: materno infantil y el ciclo de transición.

Un acuerdo tomado el 15 de mayo del año pasado por el Consejo Superior de Educación modificó el Reglamento de Matrícula y Traslado en el Sistema Educativo, con lo cual, el certificado de asistencia a preescolar será requisito para la matrícula en la escuela.

Deserción
Deserción
Baja en todos los niveles

A nivel nacional, la salida de los estudiantes de las aulas bajó 0,9 puntos porcentuales al al pasar de 4%, en 2016, a 3,1% en 2017. En número de alumnos significa 8.157 estudiantes más que se quedaron en el sistema educativo con respecto al año pasado

Para secundaria la exclusión fue una de las más bajas de los últimos 10 años; pasó del 8,4%, en 2016; a 7,2%, en 2017, lo que permitió que 4.524 jóvenes más se quedaran estudiando.

La información la brindó la mañana de este lunes la ministra de Educación, Sonia Marta Mora.

En primaria la disminución en el número de niños que se salieron del sistema educativo bajó apenas 0,3 puntos porcentuales. Pasó del 1%, en 2016, a 0,7% el año pasado, lo que implica 1.398 niños que permanecen estudiando.

En tanto, en nocturnos también se registró una baja en el número de estudiantes que dejó las aulas al finalizar el ciclo lectivo el año pasado. En 2016 fueron 8.243 alumnos que se salieron después de vacaciones de fin de año, en 2017 fueron 7.125. La exclusión en este nivel bajó del 23,5% al 21,3%.

Según el MEP, en 24 de las 27 direcciones regionales se logró disminuir los porcentajes de exclusión.

Deserción
Deserción

La ministra de Educación explicó que la lucha contra la exclusión ha sido "prioritaria", la cual se inició con un cambio de enfoque, pues de llamarse "deserción" ahora lo denominan "exclusión". La primera, según la ministra, implica una decisión voluntaria y personal y para salirse del sistema educativo, pero la exclusión incluye factores personales, familiares y del propio sistema educativo que influyen en que el estudiantado permanezca o no en las aulas.

Mora insistió en que los docentes procuran dar una alerta temprana para identificar jóvenes en riesgo de dejar el estudio y trabajar con ellos, así como entender las razones por las cuales el sistema educativo no los logra conservar.

Dio el ejemplo de la estrategia "Yo me apunto". Este plan ataca directamente los factores que podrían sacar a los jóvenes del sistema educativo, ya sea por bajo rendimiento académico, violencia, bullying, ausentismo, falta de apoyo académico, adicciones, delincuencia o por las condiciones socioeconómicas de sus hogares.

"La lucha por la permanencia, reincorporación y éxito educativo ha sido una prioridad para esta administración. Desde el 2014 se ha logrado que 17 021 estudiantes más se mantengan en las aulas", dijo Mora.