Daniela Cerdas E.. 10 marzo
Así va la construcción de los nuevos trenes para Costa Rica por parte de empresa Qingdao, ubicada en la provincia china de Shandong. Foto cortesía de Incofer
Así va la construcción de los nuevos trenes para Costa Rica por parte de empresa Qingdao, ubicada en la provincia china de Shandong. Foto cortesía de Incofer

A pesar de que la fabricación de los nuevos trenes en China para Costa Rica va “muy avanzada”, la llegada de las locomotoras al país se va a atrasar al menos dos meses debido a la emergencia mundial del nuevo coronavirus.

El Gobierno recibió un comunicado oficial donde se le indica que, "dada la emergencia mundial, la fábrica está trabajando con capacidad limitada”.

La información fue dada a conocer por la presidenta del Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer), Elizabeth Briceño, y el gerente de operaciones de la entidad, Marco Coto, a través de un video. En el mensaje mostraron tomas sobre los trabajos que se llevan adelante en las instalaciones de la empresa ubicadas en Qingdao, provincia de Shandong.

Briceño indicó que dadas estas circunstancias, las dos primeras unidades, cuyo arribo al país se esperaba para junio, llegarían en septiembre. No obstante, reafirmó el compromiso para que “a finales de diciembre" el país tenga las ocho unidades nuevas en servicio.

Cada uno de estos trenes tiene una longitud de 38 metros y una capacidad de 372 pasajeros. Estarán compuestos de dos D.M.U “Diesel Mutiple Unit” cada uno.

La empresa CRRC Quingdao Sifang Co., Ltd. fabrica los trenes de acuerdo con las especificaciones técnicas definidas por Incofer en el proceso de contratación. La compra también incluye el equipamiento para el taller, mantenimiento, capacitación y repuestos.

El Incofer solicitó a la compañía china, la aplicación de todos los lineamientos nacionales e internacionales de prevención contra el nuevo virus, en la fabricación de las ocho unidades de tren para la institución.

“En el marco de la emergencia por el nuevo coronavirus, Incofer también pidió la aplicación de todos los protocolos de seguridad y salud en el proceso de fabricación y extremar medidas de limpieza en el momento del embalaje para el ingreso de los equipos a nuestro país”, explicó Briceño.

El costo de los trenes es de $32,7 millones; estarán equipados con aire acondicionado, asientos preferenciales, espacio para dos sillas de ruedas por unidad y un sistema de información al pasajero por medio de pantallas LED.