Educación

Escuelas y colegios privados con luz verde para retorno a clases presenciales a partir de enero

Se comenzará con modalidad híbrida, según acuerdo entre ACEP y MEP; cada centro educativo define su calendario de ingreso

Las escuelas y colegios privados tienen luz verde para comenzar a retornar a la presencialidad a partir de enero del 2021, de acuerdo con el calendario escolar de cada institución.

Así lo indicó Beatriz Ramírez, vicepresidenta de la Asociación de Centros Educativos Privados ( ACEP).

Según la representante, el acuerdo para el retorno a clases presenciales combinadas con las virtuales se concretó este lunes, tras una reunión sostenida con Minor Villalobos, del Departamento de Centros Privados del Ministerio de Educación Pública (MEP).

Se estableció enero como mes de reinicio porque algunos centros privados tienen un curso lectivo con una programación diferente a la del Ministerio.

“Estamos preparados para arrancar. El MEP nos dijo ‘hagan uso de la autonomía’. Hoy quedó en firme, comenzamos clases presenciales modalidad híbrida, de acuerdo con el calendario escolar del centro educativo privado”, dijo.

Así, explicó Ramírez, unos estudiantes de una misma aula pueden estar en modo presencial y otros, en virtual, de acuerdo con las condiciones de cada centro educativo.

“Hay que tomar en cuenta el distanciamiento físico, que es de 1,8 metros. Si una institución tienen campo para tener a todos los alumnos respetando ese espacio, pueden regresar a la presencialidad todos”, expresó.

Consultado al respecto, Villalobos dijo que, en efecto, se dio luz verde a los centros educativos privados, pero será hasta este martes cuando la ministra de Educación, Guiselle Cruz, dará detalles.

Ramírez añadió que las autoridades de cada centro educativo son las responsables de hacer respetar el protocolo establecido por los ministerios de Salud y de Educación desde setiembre, para el retorno a las clases presenciales.

También se respetará el criterio del padre de familia de no enviar a su hijo a clases presenciales por alguna situación particular, como la existencia de un factor de riesgo o que conviva con personas con factores de riesgo.

Por esa razón, Ramírez pidió a los padres acercarse al centro educativo para exponer su situación.

“A los padres les hago una invitación para que confíen en el centro educativo, aclaren dudas. Los niños deben, por salud, reincorporarse a sus actividades escolares, es tema integral más allá de la parte académica.

“Si mi hijo va al mall, a la playa, si viaja, si sale mucho, con más razón puede ir a los centros educativos que son lugares más seguros para que puedan estar, es un ambiente más controlado porque hay personas velando por el cumplimiento de los protocolos. Si hay razones de peso para que el alumno no pueda regresar, el centro educativo lo tiene que respetar y ver de qué forma cubre las clases de ese alumno con la virtualidad”, dijo Ramírez.

Explicó que las clases volverán independiente de los casos de covid-19 que se registren. Sin embargo, dijo que si en el país se da un pico muy elevado y las autoridades deben prohibir actividades, se considerará también suspender del todo las clases presenciales.

“Van a generarse contingencias, tendría Salud que determinar si se cierran las actividades. En otro países se ha determinado que la educación debe mantenerse abierta independientemente del pico que se viva, se ha determinado que el retorno a la presencialidad no implica aumento de casos. Si nos ponen restricciones a nosotros, que se las pongan a otras actividades, porque somos los únicos que no hemos podido tener retorno”, añadió.

Sobre la compra de uniformes, libros u otros insumos, los padres deben comunicarse con cada centro educativo para llegar a acuerdos.