El País

Diputados aprueban condonar ¢20.000 millones a agricultores

 Respaldo de todas las fracciones para bajar 80% de la deuda a Fidagro

Con vítores y aplausos de fondo, los diputados aprobaron ayer una propuesta para perdonar ¢20.000 millones que 7.042 agricultores mantienen con el Fideicomiso Agropecuario (Fidagro).

La moción fue introducida al proyecto de Ley del Sistema de Banca de Desarrollo, que obtuvo el apoyo de los nueve legisladores miembros de la comisión especial que conoce el plan.

La enmienda, del diputado socialcristiano Jorge Eduardo Sánchez, se votó a las 6:30 p. m. mientras unos 50 agricultores permanecían pendientes fuera de la sala de sesión.

“No es un mal precedente, sino que estamos haciendo justicia”, expresó Sánchez en alusión a la historia de este fideicomiso.

Fidagro compró a los bancos las deudas de los agricultores entre el 2002 y el 2006 y les dio a estos últimos facilidades de pago.

Para los agricultores, sin embargo, el fidecomiso no significó ninguna solución sino que solo limpió la cartera morosa de los bancos.

“La idea era comprar la deuda y reactivar el sector (agropecuario) pero no lo hizo (...) Nosotros quedamos conscriptos porque no podemos sacar un crédito ni para comprar un televisor”, expresó Óscar Méndez, presidente del Movimiento Agrícola Nacional.

De ser aprobado el plan, la deuda de estos cafetaleros, arroceros, frijoleros y hortelanos quedará en unos ¢5.200 millones a un plazo de 15 años y tasa de interés favorable.

El proyecto. Con el trabajo de conocimiento de mociones que concluyó ayer la comisión especial, el proyecto volverá para discusión del plenario legislativo el lunes.

El objetivo es crear un sistema para financiar proyectos productivos a individuos que, por falta de garantías, no son sujetos de crédito en la banca comercial.

Los fondos provienen de fideicomisos agropecuarios –como el caso de Fidagro–, el aporte del 5% de utilidades de los bancos públicos y el peaje bancario que aportan los bancos privados por tener derecho a captar depósitos en cuenta corrientes.

Entre sus novedades, el plan modifica el Código de Comercio en relación con el negocio de “factoreo” o cesión de facturas por cobrar.

La moción del libertario Luis Antonio Barrantes introduce el artículo 460 bis que dice “la factura puede ser transmitida por endoso”.

De esta forma, no será necesario que un notario levante una escritura para asegurar el cobro del crédito por parte de quien adquiere las facturas.

Irene Vizcaíno

Irene Vizcaíno

Editora de Sociedad y Servicios Públicos. Graduada en Ciencias de la Comunicación Colectiva. Tiene una maestría en Periodismo y una licenciatura en Derecho.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.