El País

Caldera está a una hora de viaje... 32 años después

 Ruta se diseñó en 1978 y acumuló atrasos en contratos y expropiaciones

La nueva carretera de 80 kilómetros que permitirá enlazar a San José con el puerto de Caldera en una hora se estrenará el miércoles... con 32 años de atraso.

Al igual que en su diseño original de 1978, el tramo Ciudad Colón - Orotina solo cuenta con un carril por sentido, pero tendrá vías de ascenso que le permitirán llegar al puerto del Pacífico entre 60 y 66 minutos aproximadamente.

La garantía del Gobierno es que esta ruta le ahorrará 45 minutos de viaje en comparación con la vieja de 97 kilómetros por Desmonte (cerros del Aguacate).

La vía avanza desde La Sabana a Ciudad Colón y de ahí por Atenas y Orotina a Caldera, Esparza. La velocidad máxima permitida oscilará entre 80 y 100 kilómetros por hora, según el tramo de ruta.

En cambio, en el Aguacate, la velocidad promedio de circulación no supera los 30 kilómetros por hora, solo tiene un carril por sentido y los radios de curva y las enormes pendientes la convierten en una ruta peligrosa.

Se estima que por la nueva vía San José-Caldera transitarán 80.000 vehículos diarios, entre autos particulares, transporte público, camiones y furgones.

Circular por allí en un vehículo liviano le costará ¢1.930 desde La Sabana y hasta puerto Caldera.

Además, si viaja en un carro de 1.500 centímetros cúbicos, consumirá en promedio 10 litros de gasolina plus, que le costarán ¢5.310 por cada trayecto de 80 kilómetros.

La administración y mantenimiento durante las próximas dos décadas será responsabilidad de Autopistas del Sol, un consorcio de capital portugués, español y costarricense.

El contrato de concesión exige que la empresa debe mantener la superficie de rodaje de 13 centímetros de espesor en perfecto estado.

Además, se incluye asistencia en carretera con grúas, para remover de la vía vehículos varados o con desperfectos mecánicos.

Adelanto y carencias. La vía de $250 millones (¢142.000 millones) se concluyó con cinco meses de anticipación; su entrega estaba prevista para julio entrante.

Eso le permitirá a la concesionaria empezar a recuperar la inversión antes de tiempo, por medio del cobro de los peajes.

En la ruta principal habrá cuatro peajes: Escazú, San Rafael de Alajuela, Atenas y Pozón, Orotina.

Además, tiene cinco peajes adicionales en las rutas ramales: Ciudad Colón, La Guácima, Siquiares, rampa de Atenas y la salida a la Costanera Sur.

De estos últimos, no saldrán al cobro Ciudad Colón y La Guácima. El primero porque el Gobierno cedió a la presión de los vecinos de Santa Ana y Ciudad Colón, quienes se oponen al cobro de ¢160 por vehículo liviano.

El segundo, en La Guácima, Alajuela, no se cobrará porque el Consejo Nacional de Concesiones no completó las expropiaciones requeridas para construir la estación y las desviaciones.

Tenga en cuenta que desde Ciudad Colón y hasta Orotina (40 kilómetros) la vía aún no tiene servicios activos, no hay gasolineras, hoteles, sodas o restaurantes.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.