10 abril, 2001

Golfito (zona sur). Un incendio que se produjo ayer –a las 11:15 a. m.– destruyó 11 tiendas del Depósito Libre Comercial de Golfito.

La deflagración tuvo su origen, al parecer, en una chispa que saltó de una máquina de soldar en el local número 11, ocupado por la tienda El Líder. En ese momento se realizaban allí trabajos de remodelación.

Las llamas se extendieron rápidamente al comercio número 12 y, en cuestión de pocos minutos, se habían extendido por todo el pabellón donde están los locales del 11 al 21. (Vea infográfico adjunto).

Las pérdidas son millonarias pues el fuego destruyó la mercadería y la estructura. Nadie se atrevió a calcular el monto de los daños, ya que varios de los propietarios estaban ausentes.

El hecho ocurrió cuando el Depósito estaba cerrado (los lunes no abre) y solo había unos pocos visitantes en la oficina de Aduanas sacando las tarjetas para comprar hoy.

La Junta de Desarrollo del Sur (Judesur), administradora del centro comercial, decidió ayer cerrar la instalaciones durante ocho días, informó Isabel Vega Mesén, directora ejecutiva de esa organización.

Sin agua

Una vez que se dio la alerta sobre la deflagración, llegaron al lugar dos máquinas extintoras de la estación de Golfito, pero los bomberos se encontraron conque no había suficiente agua.

El jefe de los bomberos de ese puerto, Alfredo Villagra, dijo que había dos hidrantes cerca, pero sin presión suficiente. Ante tal inconveniente, debieron tender mangueras desde 200 a 300 metros de distancia para obtener el líquido. Incluso, recurrieron al agua de la piscina del hotel Sierra.

Las llamas, tras extenderse en los locales 11 y 12, tomaron fuerza alimentadas por mercancías de fácil combustión –como perfumes, licores y llantas–. Además, colaboró el fuerte viento que soplaba desde la mañana.

Se estima que en 20 minutos estaban prendidos los 11 locales que están completamente pegados y tienen dos plantas.

Las lenguas de fuego y el humo se apreciaban desde varios kilómetros de distancia. También el calor que generó el incendio hizo temer que produjeran otros focos de llamas. Los administradores de tiendas ubicadas en los pabellones aledaños decidieron sacar la mercadería, como medida de prevención.

El incendio fue aplacado unas cuatro horas después del comienzo de la emergencia. Debido al fuego, la población de Golfito permaneció sin agua durante cinco horas.

Este es el primer incendio que ocurre en el Depósito Libre, creado en 1990. Ahí funcionan 52 tiendas, distribuidas en nueve bloques o pabellones separados por áreas verdes.

Los locales afectados se dedicaban a la venta de ropa, herramientas, electrodomésticos, llantas, radios para vehículos, licores, relojes, tenis y línea blanca.