23 junio, 2012

Asunción. AFP. El nuevo presidente de Paraguay, Federico Franco Gómez, es un médico cirujano, miembro de una familia de doctores y políticos de Fernando de la Mora, una urbe vecina de Asunción, que llegó ayer al Poder Ejecutivo tras la destitución de Fernando Lugo.

Franco , de 49 años y miiltante del Partido Liberal (conservador), fue alcalde de Fernando de la Mora y gobernador del departamento Central, el área metropolitana de Asunción, poblada por 1.500.000 habitantes. Su hermano Yoyito Franco es senador y su esposa Emilia Alfaro diputada del mismo partido.

Siendo presidente del Partido Liberal, llegó a la vicepresidencia como dupla de Fernando Lugo en las elecciones presidenciales del 20 de abril de 2008, por medio de la Alianza Patriótica para el Cambio (APC).

Los liberales aportaron el 65% de votos que obtuvo la APC, una coalición de partidos y movimientos de derecha, centro e izquierda, que venció al Partido Colorado, poniendo fin a 61 años de poder ininterrumpido.

Como todos sus hermanos y su padre (ya fallecido), Federico es médico y es visto por los analistas políticos como un caudillo honesto y hombre serio.

Al jurar ayer el cargo, manifestó que la “transición” que comienza en el país “se realiza dentro del orden constitucional” y “de ninguna manera pone en riesgo la vigencia y principios democráticos universales”.