29 mayo, 2008

San José. AP. Alma , la primera tormenta de la temporada de huracanes en el Pacífico, se formó hoy en el sur de Centroamérica y avanza hacia el norte provocando declaratorias de alerta por huracán en Nicaragua y Honduras.

Esta primera tormenta en la temporada 2008 que empezó el 15 de mayo ya afecta la región con lluvias torrenciales.

Según el Centro Nacional de Huracanes del Servicio Nacional del Clima de Estados Unidos, los gobiernos de Nicaragua y Honduras ya emitieron alertas de huracán.

Esto significa que, aunque Alma aún no es huracán, se esperan condiciones de huracán en el transcurso de las próximas 12 horas. Según la entidad, preparativos para proteger vidas y propiedades deberían estar apresurándose en este momento.

Las autoridades meteorológicas señalaron que Alma podría provocar unos 50 centímetros de lluvia en las regiones montañosas, por lo que se esperan inundaciones y deslizamientos.

Alma presenta vientos sostenidos de 75 kilómetros por hora y se espera que se fortalezca antes de golpear Nicaragua hoy por la tarde.

Panamá en alerta. Por otra parte, el Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) emitió ayer una alerta verde (prevención) ante los pronósticos de tormentas y amenazas de inundaciones en varias provincias del país.

Luis Francisco Sucre, director del Sinaproc, afirmó que la medida fue ordenada para evitar posibles tragedias por inundaciones y deslizamientos causados por un sistema de baja presión hacia el suroeste de la provincia de Chiriquí, limítrofe con Costa Rica.

Un informe meteorológico previó que la zona de baja presión atmosférica puede generar una perturbación tropical sobre áreas en la región del Océano Pacífico, y desembocar en inundaciones.

Las provincias de Colón y Panamá han sido azotadas esta semana por fuertes aguaceros. Debido a ello, unas 50 personas fueron afectadas por la crecida de ríos en las comunidades de Pacora y Chepo, 57 kilómetros al este de la capital panameña.

El Sinaproc recomendó a los conductores de vehículos que eviten cruzar en la temporada de lluvias ríos y quebradas, y advirtió el aumento de la intensidad de los vientos y las condiciones de mal tiempo para la navegación marítima en la vertiente del Pacífico y en la costa del Caribe de Panamá.

Además, el organismo de protección civil de Honduras declaró también alerta verde o de precaución en el sur del país ante la amenaza de fuertes lluvias ocasionadas por una depresión tropical que se desplaza por el Pacífico de Centroamérica.

La alerta verde se mantendrá al menos por 24 horas en los departamentos sureños de Valle y Choluteca, y en las partes del sur de El Paraíso, Olancho y Gracias a Dios, indicó la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO) en un comunicado.

La COPECO advirtió de que los aguaceros podrían provocar inundaciones y deslizamientos de tierra, por lo que recomendó a la población tomar medidas de prevención y atender las disposiciones de los comités regionales de emergencia.

Muertes en Colombia. Los estragos causados por las lluvias también han afectado a Colombia.

Los aguaceros que afectan a ese país desde el pasado 15 de mayo han causado 16 muertos, 43 heridos y 124.343 damnificados en gran parte del país, informaron fuentes oficiales y del Sistema de Prevención y Atención de Desastres. La directora de la oficina de atención de desastres, Luz Amanda Pulido, señaló que desde el pasado 15 de mayo, cuando se inició la temporada de lluvias, han resultado afectados 207 municipios en 27 de los 32 departamentos colombianos.