Yeryis Daniel Salas. 11 junio
Moneda conmemorativa de la reunión hecha por la Casa Blanca. Foto AFP: STR.
Moneda conmemorativa de la reunión hecha por la Casa Blanca. Foto AFP: STR.

Después de meses de acercamientos y choques diplomáticos, Donald Trump y Kim Jong-un tendrán una histórica cumbre ara negociar la desnuclearización y la paz en la península coreana.

Cuando a inicio de año Trump y Kim se amenazaron mutuamente con su arsenal atómico cualquier tipo de negociación parecía imposible. Ahora, ambas partes parecen optimistas, pero aún hay muchas preguntas por responder sobre un posible fin a las tensiones nucleares entre Estados Unidos y Corea del Norte.

Esto es lo que debe saber sobre la esperada reunión, la primera entre un presidente estadounidense en ejercicio y un líder norcoreano.

Lugar y hora

El lugar seleccionado para albergar a los dos líderes es el lujoso Hotel Capella en la isla de Sentosa, al sur de Singapur, sede escogida por ser un país cercano políticamente a Estados Unidos y geográficamente a Corea del Norte. La seguridad de la zona ha sido fuertemente reforzada por el gobierno singapurense.

La fachada del Hotel Capella en la isla Sentosa de Singapur. Foto AFP: Roslan Rahman.
La fachada del Hotel Capella en la isla Sentosa de Singapur. Foto AFP: Roslan Rahman.

Las medidas incluyen la prohibición del uso de drones, latas de aerosol y bengalas en una zona definida por la policía, y la posibilidad de que las autoridades revisen a cualquier persona a lo largo de la isla. Alrededor de 5.000 policías y socorristas trabajarán durante el evento, según el ministerio de Asuntos de Interior de Singapur.

La reunión será este lunes a las 7 p. m. hora de Costa Rica (9 a. m. del martes en Singapur), y será cubierta por más de 2.500 periodistas.

La agenda

No se ha publicado una lista oficial de los temas a discutir, pero el gobierno de Trump dio señales de que el tema primordial será la desnuclearización.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, declaró que Washington otorgaría garantías a Pyongyang a cambio de un desmantelamiento nuclear “completo, comprobable e irreversible”.

Kim Yong-chol, mano derecha de Kim Jong-un, se reunió el 31 de mayo con Pompeo en Nueva York. Foto AFP: Bryan R. Smith.
Kim Yong-chol, mano derecha de Kim Jong-un, se reunió el 31 de mayo con Pompeo en Nueva York. Foto AFP: Bryan R. Smith.

La Guerra de Corea finalizó por un armisticio en 1953, pero la paz no se ha firmado aún, por lo que antes de pensar en un acuerdo, los países deberán llegar a un punto común en el terreno del armamento nuclear, lo que podría tomar mucho tiempo.

El presidente de Corea del Sur y promotor de la cumbre, Moon Jae-in, indicó que “aunque el diálogo comience bien, se necesitará probablemente un diálogo de largo plazo, que puede tomar un año, dos, o incluso más para resolver todos los temas que hay sobre la mesa”.

Otro tema que podría entrar a discusión es el de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos a Corea del Norte.

Incertidumbre

La reunión logró ser pactada semanas después de que Donald Trump anunciara su cancelación por roces en las declaraciones del gobierno norcoreano, después de que el consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, sugiriera que Corea del Norte tomara la misma ruta que Libia para la desnuclearización.

Los esfuerzos diplomáticos lograron reprogramarla, pero la incertidumbre que genera la actitud de ambos líderes genera dudas de las posibilidades de éxito del encuentro.

Cena de Trump en la residencia oficial del primer ministro de Singapur, Lee Hsieng Loong. Foto AFP: Ministerio de Comunicaciones e Información de Singapur.
Cena de Trump en la residencia oficial del primer ministro de Singapur, Lee Hsieng Loong. Foto AFP: Ministerio de Comunicaciones e Información de Singapur.

El significado de desnuclearización que exponen ambas partes es el punto que más preocupa. Mientras Estados Unidos busca un desmantelamiento total, muchos dudan que eso sea a lo que se refiere Corea del Norte, a pesar de haber destruido su base nuclear el 25 de mayo.

Bolton dijo a ABC que desnuclearizar "no solo significa armas nucleares, tenemos misiles balísticos sobre la mesa, armas químicas y biológicas. Hay muchas cosas por discutir".

“Me parece muy complicado que Kim abandone la única cosa que lo hace importante, esto es, las armas nucleares”, declaró el antiguo subsecretario de Estado estadounidense Richard Armitage a la prensa en Tokio. “La distancia entre el punto en el que nos encontramos ahora y el que debemos alcanzar se mide en años”, añadió.