Terrorismo

Dinamarca aprueba reforma para ahuyentar a migrantes

Policía podrá registrar equipaje de solicitantes de asilo y confiscar sus bienes

Copenhague. AFP y EFE. El Parlamento danés adoptó este martes la criticada reforma a la ley de asilo, que busca disuadir a los migrantes de probar suerte en el país, y que prevé medidas como la confiscación de bienes y objetos de valor, así como la prolongación de los plazos para la reagrupación familiar.

El gobierno del primer ministro liberal, Lars Lokke Rasmussen, defiende que la ley es necesaria para frenar el flujo de migrantes, pese a que Dinamarca y Suecia han reforzado los controles fronterizos .

Después de poco menos de cuatro horas de debate, el texto fue aprobado por una mayoría de 81 votos a favor, sobre los 109 parlamentarios presentes, en una votación en la que 70 se ausentaron y uno se abstuvo.

“Mientras el mundo no encuentre una solución común, Dinamarca debe actuar”, respondió el diputado liberal Jakob Ellemann-Jensen.

La legislación generó gran controversia, tanto que Rasmussen se refirió a la reforma como “la ley más incomprendida de la historia de Dinamarca”. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) dijo que el texto alimenta “el miedo y la xenofobia”, y la confiscación de bienes llamó la atención en el extranjero, tanto que The Washington Post no tardó en hacer un paralelismo con la expoliación que sufrieron los judíos en la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, las organizaciones internacionales están igualmente alarmadas por el endurecimiento de la política de reagrupación familiar. El proyecto de ley eleva de uno a tres años el plazo previo para solicitarla.

“A quienes nos critican, mi pregunta es: ¿cuál es su alternativa? La alternativa es que continuemos siendo el país más atractivo de Europa y que terminemos como Suecia”, afirmó el socialdemócrata Dan Jorgensen.

Copenhague ha comentado con frecuencia que Suecia es un mal ejemplo, con 163.000 solicitudes de asilo el año pasado, cinco veces más que las recibidas por Dinamarca si se ajustan los datos al tamaño de su población.

Fuerte postura. Criticado por las Naciones Unidas, la Unión Europea, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y varias organizaciones, Rasmussen no se deja impresionar, amparándose en una opinión pública danesa que en un 70% considera la inmigración como su preocupación número uno , de acuerdo con los sondeos.

“Hay muchos migrantes que afluyen a nuestras fronteras; nos encontramos bajo una presión tremenda”, manifestó, por su parte, la ministra de Inmigración, Integración y Vivienda, Inger Stojberg, en Bruselas.

Según Amnistía Internacional , los migrantes, que huyen de las guerras en Siria, Irak o Afganistán, se verán enfrentados “con una elección imposible”.

La votación del proyecto de ley en el Parlamento era una formalidad, ya que el Gobierno ya había aceptado algunas enmiendas para obtener el apoyo de los socialdemócratas, primer partido de oposición, y de otras dos pequeñas formaciones derechistas.

Dinamarca goza de una cláusula que la exonera de alinearse a la política de asilo europea. No obstante, está sujeta a los tratados internacionales firmados y que el primer ministro quiere ahora modificar por la crisis migratoria que vive Europa .

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.