28 noviembre, 2005
 Rodríguez Zapatero (izq.), Arthur Shneie (c.) y Mohamed Jatami. | EFE
Rodríguez Zapatero (izq.), Arthur Shneie (c.) y Mohamed Jatami. | EFE

Madrid. AP. Los gobernantes de España y Turquía lanzaron ayer la primera reunión de la Alianza de Civilizaciones, que busca alentar el diálogo entre las sociedades islámicas y las occidentales.

La alianza de 18 integrantes -que incluye al expresidente iraní Mohamad Jatami y al arzobispo Desmond Tutu de Sudáfrica- "es necesaria en un mundo que enfrenta conflictos debido a la pobreza y la radicalización islámica", afirmó Rodríguez Zapatero durante un discurso en Palma de Mallorca para lanzar los trabajos.

"La Alianza de Civilizaciones es un esfuerzo contra quienes, en cualquier parte y utilizando todo tipo de argumentos deformados, argucias y pretextos, fomentan el odio y la intolerancia", afirmó, en su objetivo tendiente a evitar que se ensanche la brecha entre el mundo oriental y occidental.

Estabilidad. Por su parte, el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo creer que la alianza tendrá un impacto en el impulso hacia la paz y la estabilidad en el mundo.

"La falta de comprensión entre las civilizaciones se traduce en extremismo, intolerancia y terrorismo", afirmó Erdogan.

La alianza es una iniciativa propuesta por Rodríguez Zapatero ante la Asamblea de las Naciones Unidas en setiembre del 2004 como una forma de superar los malentendidos entre Occidente y el mundo musulmán, y fue adoptada por el secretario general Kofi Annan. Posteriormente, Turquía se convirtió en copatrocinador del plan.

Según la ONU, la alianza busca superar lo que el organismo llamó "desconfianza mutua, temor y malos entendidos" entre las sociedades islámicas y las occidentales, los cuales han sido aprovechados por los extremistas de todo el mundo.