El Mundo

Prensa nicaragüense denuncia contagio comunitario y maquillaje de datos sobre pruebas de covid-19 por el gobierno

Según el medio ‘Confidencial’, los análisis positivos ascenderían a 1.600, con una una tasa de contagio de un 27%; sin embargo, Ministerio de Salud de Nicaragua solo ha reportado 25 casos en toda la pandemia.

El diario nicaragüense Confidencial publicó este domingo un reportaje en el cual denuncia que el gobierno de Daniel Ortega y al Ministerio de Salud (Minsa) ocultan los datos verdaderos sobre la cantidad de pruebas realizadas de covid-19, sus resultados y, además revela que hay contagio comunitario en esa nación.

El medio estima que en el Centro Nacional de Diagnóstico y Referencia (CNDR), laboratorio donde se lleva a cabo la evaluación de las muestras, se han realizado 5.900 pruebas de covid-19, de las cuales 1.600 han dado positivo, lo cual significa que en el país vecino la tasa de contagio es de 27%.

Estos datos, según afirma la publicación, fueron brindados por una fuente vinculada al gobierno, el cual ha tenido conocimiento de los resultados de los análisis.

“El dato de 25 pacientes positivos de covid-19 que ha divulgado el Ministerio de Salud no es cierto (...), no están reportando la verdad, ni los verdaderos resultados de las pruebas realizadas en el laboratorio del CNDR ” aseguró la fuente al diario Confidencial.

El reportaje también señala que el contagio por el nuevo coronavirus se ha extendido a funcionarios de alto rango en del Ministerio de Salud e incluso confirma que el director del CNDR está enfermo por covid-19.

Asimismo, se explica que la encargada del mando y de dar las órdenes al CNDR, es la esposa del presidente Daniel Ortega, la vicepresidenta Rosario Murillo.

Gobierno maquilla cifras

Sobre los verdaderos datos de las pruebas, Confidencial destaca que consultaron a tres fuentes vinculadas al Ministerio de Salud que han accedido a los resultados y estas coincidieron en que “los informes oficiales están maquillados por criterios políticos, hay una orden de registrar resultados indeterminados (...), no reflejan los hallazgos del laboratorio” .

Desde el 18 de marzo, cuando las autoridades nicaragüenses detectaron el primer caso de coronavirus en su territorio y que fue catalogado como importado, el Ministerio de Salud, comunicó que harían como máximo 50 pruebas diarias, las que llegaban de diferentes partes del país.

Según Confidencial, trabajadores del CNDR, confirmaron a dicho medio que la muestra había aumentado y se procesan hasta unas 300 pruebas diarias.

Una de sus fuentes , cercana al Minsa, afirmó: “Se han procesado unas 5.900 pruebas, de las cuales 4.300 dieron negativas, y 1.600 positivas (...), con esta tendencia se deberían estar haciendo miles de pruebas diarias en todo el territorio nacional, para conocer la verdadera dimensión de la pandemia y, sobre todo, la circulación de casos asintomáticos”.

Confidencial indica que con estos datos, en Nicaragua hay una tasa de contagio del 27%, por lo que denuncian que el gobierno de Ortega “ha minimizado el impacto de la pandemia, negando el inicio de la fase de “contagio comunitario”.

Ante la falta de transparencia en las cifras, el diario, informa de que el Observatorio Ciudadano Covid-19, un grupo de médicos nicaragüenses independientes, documentó el 13 de mayo, un registro de 1.270 casos sospechosos y 266 muertes atribuibles al coronavirus.

Contagio comunitario infectó a directores sanitarios

Según Confidencial y sus fuentes dentro del Minsa, se confirma un foco de contagio dentro del CNDR (laboratorio donde se hacen las pruebas), donde incluso su director se encuentra en cuarentena desde la segunda semana de mayo, pues dio positivo.

La nota periodística señala que están contagiados los jerarcas de Bacteriología, Virología, Tuberculosis, Parasitología, Química Sanitaria y de Administración, en la cual, el 45% de sus trabajadores han sido infectados.

La detección de estos casos se da tras realizarle una prueba a todo el personal del laboratorio,además, afirma el medio que la propagación no se atribuye a fallas en el laboratorio, sino al contagio comunitario que se está expandiendo en el país.

“No hubo un mal manejo de las muestras en el laboratorio, ni malas prácticas de los técnicos profesionales; la causa es el impacto del contagio comunitario en el personal”, afirmó una fuente vinculada al Minsa.

“Llegaron contaminados de sus barrios y comunidades y contagiaron a muchos más. Ese fue el factor determinante, hasta que empezaron a enviar a sus casas a las personas positivas”, declaró la fuente a Confidencial.

Al respecto, el medio informó de que a los infectados se les ha enviado a sus hogares a realizar cuarentena por 14 días, y se les ha recetado con tratamiento médico paracetamol, azitromicina y cloroquina, este último es un medicamento para tratar la malaria.

Pruebas se están acumulando

La publicación aclara que el laboratorio del CNDR, donde se realizan las pruebas de covid-19, posee personal altamente capacitado, por lo que aparentemente no se ha visto afectado por la disminución de sus empleadosl, pero temen que el aumento de los contagios aceleren las pruebas en momentos en que el país necesita masificar el muestreo.

“Están poniendo prioridades y las pruebas se les están acumulando”, afirma un trabajador del CNDR en la publicación, pues al parecer, la semana anterior los resultados de un test eran dados el mismo día, pero ahora, se entregan a las 24 horas.

Actualmente, el equipo del laboratorio nicaragüense cuenta con tres personas responsables de analizar los resultados, argumenta la nota.

Resultados bajo control político

Una de las denuncias es que la información que circula en los informes oficiales del Ministerio de Salud y de presidencia liderada por Daniel Ortega, está dominada por la mención de resultados “indeterminados”, en los cuals no se precisa si se trata de un caso negativo o positivo.

Esto suceden aun cuando el laboratorio del CNDR, que fue catalogado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) como de “tercera generación” , procesa las pruebas bajo dos tipos de protocolos, el de Hong Kong y el de Alemania.

"Si te dan positivo en ambos, tenés más que confirmado que un resultado es positivo,, no hay margen de error”, afirmó un experto científico a dicho medio.

Según la noticia, la línea de mando del Centro Nacional de Diagnóstico y Referencia no está en el Ministerio de Salud, sino que depende de la vicepresidenta Rosario Murillo, esposa del mandatario Daniel Ortega.

“Ella da órdenes al secretario general del Minsa, quien, en la práctic,a es el director general del Centro, donde los demás están obligados a cumplir órdenes”, declaró una fuente vinculada al Ministerio de Salud en la información del Confidencial

Recientemente este medio nicaragüense, también denunció los llamados “entierros exprés”, con base a sus declaraciones se trata de féretros trasladados directamente del hospital al cementerio, donde son enterrados por hombres vestidos con trajes impermeables blancos.

Ante la preocupación por la pandemia en Nicaragua, los diputados costarricenses enviaron a la OPS una carta el pasado 14 de mayo, denunciando el mal manejo de la crisis del país hermano, ante esto los congresistas nicaragüenses repudiaron con insultos a los legisladores ticos.

Michelle Campos

Michelle Campos

Periodista en la sección de Política. Graduada como bachiller en periodismo en la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de licenciatura en Mercadeo. Ganadora de la Clase 8 del proyecto de periodismo colaborativo Punto y Aparte.