AP. 28 marzo
Migrantes hondureños caminaban a su paso por la población de Metapa, estado de Chiapas, México, el 22 de octubre del 2018.
Migrantes hondureños caminaban a su paso por la población de Metapa, estado de Chiapas, México, el 22 de octubre del 2018.

Washington. El presidente Donald Trump acusó el jueves a líderes de México y Centroamérica de no hacer “nada” para evitar que los migrantes crucen la frontera de Estados Unidos de manera ilegal, un día después de que su gobierno firmó un acuerdo con algunos de estos mismos gobiernos con la meta de reducir la cantidad de personas que se aventuran hacia el norte.

Con su acusación por medio de Twitter, Trump ponía en riesgo los esfuerzos diplomáticos de su gobierno para reducir la migración. Ocurrió mientras México decía que planeaba establecer un “cinturón de contención” formado por agentes federales para frenar el creciente arribo migrantes centroamericanos.

“México no está haciendo NADA para ayudarnos a detener el flujo de inmigrantes ilegales a nuestro país", tuiteó Trump. “Ellos solo hablan, pero nada de acción. Igualmente, Honduras, Guatemala y El Salvador han recibido nuestro dinero durante años, y no hacen NADA”.

Trump también indicó que cerraría la frontera con México, una amenaza que ha hecho antes, a la vez que autoridades migratorias estadounidenses recalcaron que su labor atraviesa por momentos críticos.

Las declaraciones del presidente contrastan con las de la secretaria de Seguridad Interior, Kirstjen Nielsen, quien dijo estar agradecida por la colaboración entre los líderes regionales para abordar los problemas migratorios.

Nielsen se reunió con funcionarios mexicanos y viajó a Honduras esta semana para reunirse con líderes de ese país, Guatemala y El Salvador.

Funcionarios de Estados Unidos y Centroamérica firmaron un acuerdo de seguridad fronteriza el miércoles cuyo objetivo es compartir más información, combatir el tráfico humano y las pandillas transnacionales.

“Estados Unidos comparte una causa común con los países de Centroamérica al enfrentarse a estos desafíos", expresó la secretaria en un tuit el jueves, y agregó que todos los países trabajan para lograr el mismo objetivo. “Juntos prevaleceremos”.

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, reconoció el jueves que los migrantes avanzan en mayores cantidades hacia el norte “porque no hay opciones, no hay alternativas en Centroamérica”.

López Obrador dijo que México hace su parte para luchar contra el tráfico de migrantes. “Vamos a ayudar nosotros en todo lo que podamos. No queremos, de ninguna manera, confrontarnos con el Gobierno de Estados Unidos”.

Agregó que México mantendría una “relación muy respetuosa con el gobierno” de Washington y con Trump, y agregó que las preocupaciones de Estados Unidos son legítimas.

Para Trump, el tuit fue un regreso a una política distintiva y que llega directo a su base, insertado entre mensajes de victoria tras la conclusión de la investigación del fiscal especial Robert Mueller.

Aunque los arrestos en la frontera todavía no alcanzan el nivel de la década del 2000, Estados Unidos enfrenta un aumento en las familias centroamericanas que solicitan asilo y que no pueden regresar fácilmente, lo que presiona al sistema, provoca una gran acumulación de casos y satura las instalaciones en la frontera que no tienen la capacidad para lidiar con tantos niños y familias.