AFP. 26 agosto, 2019
El presidente Donald Trump durante una conferencia de prensa, este lunes 26 de agosto del 2019, en Biarritz, Francia. Foto: AP
El presidente Donald Trump durante una conferencia de prensa, este lunes 26 de agosto del 2019, en Biarritz, Francia. Foto: AP

Biarritz, Francia. El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo el lunes que estaba dispuesto a reunirse con su homólogo iraní, Hasán Rohaní, si las circunstancias eran “apropiadas”, después de las conversaciones sobre el programa nuclear de Irán en la cumbre del Grupo de los Siete (G7) en Francia.

El ministro de Relaciones Exteriores iraní, Javad Zarif, acudió por sorpresa a la cumbre en Biarritz el domingo invitado por el jefe de Estado francés, Emmanuel Macron.

Macron estimó el lunes que se habían “creado las condiciones para un encuentro, y un acuerdo”, entre Trump y Rohaní, y señaló su esperanza de que la reunión pueda organizarse “en las próximas semanas”.

"Si las circunstancias son apropiadas, sin duda estaría de acuerdo" para reunirme con él, declaró Donald Trump durante una rueda de prensa conjunta en Biarritz.

Preguntado por los periodistas, afirmó que era realista considerar un encuentro con Rohaní en las próximas semanas.

"Creo que va a querer reunirse. Creo que Irán quiere arreglar esta situación", agregó.

Trump implementó una política de "máxima presión" sobre Teherán por su programa nuclear, con sanciones que se consideran como un riesgo de conflicto en Oriente Medio.

El mandatario estadounidense se retiró unilateralmente el año pasado del pacto internacional firmado en el 2015 que puso límites a las actividades nucleares de Irán.

Rohaní defendió la visita de Zarif a Biarritz en un discurso transmitido por la televisión estatal iraní el lunes.

“Creo que debemos usar todos los instrumentos para servir los intereses nacionales”, declaró.

Presidente de Irán defiende diplomacia en caso de acuerdo nuclear

Macron instó a la administración de Washington a ofrecer algún tipo de alivio de las sanciones a Irán, como levantar las penalidades sobre la venta de petróleo a China e India, o una nueva línea de crédito para exportaciones.

A cambio, Irán volvería a cumplir sus compromisos del acuerdo del 2015.

“Francia jugará el papel que le corresponde con Alemania, Gran Bretaña” y los demás países signatarios del acuerdo internacional de 2015, afirmó Macron.