AFP. 18 agosto
El presidente Donald Trump habla con periodistas en el South Lawn de la Casa Blanca, el viernes 9 de agosto del 2019, en Washington, antes de salir de Washington para tomar sus vacaciones anuales de agosto en su club de golf de Nueva Jersey. Foto: AFP
El presidente Donald Trump habla con periodistas en el South Lawn de la Casa Blanca, el viernes 9 de agosto del 2019, en Washington, antes de salir de Washington para tomar sus vacaciones anuales de agosto en su club de golf de Nueva Jersey. Foto: AFP

Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó este domingo su interés en comprar Groenlandia, pero dijo que no era una prioridad para su administración.

"Es algo de lo que hablamos", dijo Trump a periodistas.

“El concepto surgió y dije, sin duda, estratégicamente es interesante y estaríamos interesados, pero hablaremos un poco (con Dinamarca)”, aseguró, destacando que “no era la número uno en la lista” de prioridades del gobierno.

El periódico The Wall Street Journal informó el jueves que Trump había expresado interés en esa gran isla con estatuto autónomo de Dinamarca –que en su mayor parte está cubierta de hielo–, al preguntarle a asesores si sería posible que Estados Unidos adquiriera el territorio localizado entre el Ártico y el Atlántico Norte.

Trump, un exitoso magnate inmobiliario, ha sentido curiosidad por los recursos naturales y la relevancia geopolítica del área, según el periódico.

Cuando se le preguntó si consideraría intercambiar un territorio estadounidense por Groenlandia, Trump respondió que "se podían hacer muchas cosas".

"Esencialmente, es un gran negocio inmobiliario", resumió.

Dinamarca colonizó la isla, con un área de dos millones de kilómetros cuadrados, en el siglo XVIII. La población es de apenas unas 57.000 personas, la mayoría de las cuales pertenecen a la comunidad indígena inuit.

“Está dañando mucho a Dinamarca porque están perdiendo casi $700 millones al año manteniéndola... y estratégicamente, para Estados Unidos, sería bueno”, agregó.

“Estamos abiertos a hacer negocios, no a vender”, afirmó el viernes el ministro de Exteriores de la isla.