AFP. 8 enero

Irán ataca dos bases militares en Irak

Washington. El presidente Donald Trump consideró este miércoles que Irán “parece estar reculando” en su enfrentamiento con Estados Unidos y no hizo referencia a posibles represalias a los ataques con misiles lanzados por Teherán contra dos bases militares en Irak que albergan tropas estadounidenses.

Al tiempo que anunció que “impondrá de inmediato sanciones económicas punitivas adicionales contra el régimen iraní”, el mandatario dijo que “Estados Unidos está listo para abrazar la paz con todos los que la buscan”, dirigiéndose directamente a los iraníes.

Trump pronunció un discurso para referirse a los ataques con 22 misiles, considerados por expertos como una primera respuesta calculada de Irán a la muerte, el viernes anterior, del general Qasem Soleimani, en un ataque con drones en Bagdad.

En un mensaje por televisión desde la Casa Blanca, enfatizó que “no se perdieron vidas estadounidenses o iraquíes” por los cohetes lanzados sobre dos bases militares en Irak que albergan tropas de la coalición internacional que lucha contra los restos del grupo yihadista Estado Islámico.

“Estados Unidos está listo para abrazar la paz con todos los que la buscan”, expresó al concluir su alocución, dirigiéndose directamente a los iraníes.

Sin embargo, el gobernante, quien enfrenta un juicio político en el Congreso y busca la reelección en noviembre, se ufanó de su decisión de ordenar el asesinato del máximo general iraní, Qasem Soleimani, el viernes pasado.

Soleimani, un héroe nacional en Irán, fue “el principal terrorista del mundo” y “debió haber sido liquidado hace mucho tiempo”, aseveró.

Aunque el presidente cerró su mensaje con un llamado a la paz, lo abrió declarando sin rodeos que nunca permitiría a Irán dotarse de un arma nuclear.

Luego, instó a sus aliados europeos y otras potencias mundiales a seguir el ejemplo de Estados Unidos y abandonar lo que queda del Plan de Acción Integral Conjunto de 2015, el pacto internacional que busca limitar las ambiciones nucleares iraníes.

Una foto satelital muestra los daños que causó el bombardeo de misiles iraníes en la base de Ain al-Asad, en Irak, el miércoles 8 de enero del 2020.
Una foto satelital muestra los daños que causó el bombardeo de misiles iraníes en la base de Ain al-Asad, en Irak, el miércoles 8 de enero del 2020.

El acuerdo multilateral ya se está desmoronando: Teherán anunció el domingo que se desliga de cualquier límite al número de sus centrifugadoras para el enriquecimiento de uranio, uno de sus compromisos en virtud del acuerdo.

“Ha llegado el momento de que el Reino Unido, Alemania, Francia, Rusia y China reconozcan esta realidad. Ahora deben romper con los restos del acuerdo con Irán, o PAIC”, dijo, en alusión Plan de Acción Integral Conjunto firmado en Viena el 14 de julio del 2015.

"Todos debemos trabajar juntos para llegar a un acuerdo con Irán que haga del mundo un lugar más seguro y pacífico", afirmó.

Mensaje a iraníes

Trump se dirigió luego directamente a los iraníes. Les aseguró que Estados Unidos quieren que disfruten del “gran futuro” de prosperidad y armonía con otras naciones que se merecen.

“Estados Unidos está listo para abrazar la paz con todos los que la buscan”, aseguró.

El ataque del martes contra las bases de Ain al-Asad y de Erbil en Irak marcó un nuevo giro en la intensificación de la confrontación entre Washington y Teherán.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, calificó la ofensiva como una “una bofetada” para Estados Unidos, pero aseguró que la venganza estaba por venir por el asesinato de Soleimani, jefe del brazo de operaciones extranjeras de los Guardianes de la Revolución, el ejército ideológico de la República islámica.

CRISIS TRAS EL ASESINATO DEL GENERAL SOLEIMANI

Asesinato de Soleimani

El general iraní Qasem Soleimani murió el 3 de enero en un ataque aéreo ordenado por el presidente Donald Trump cerca del aeropuerto internacional de Bagdad.

Irán pide venganza

Ese mismo día, en Teherán, el guía supremo, Ali Jamenei, y el presidente, Hasán Rohaní, llaman a vengar la muerte de Soleimani.

Amenaza a 52 sitios iraquíes

El 4 de enero, Trump anunció que Estados Unidos había seleccionado 52 sitios en Irán y que los atacararían si la República Islámica atentaba contra personal o sitios estadounidenses.

Crisis nuclear

En la noche del 5 de enero, Irán anunció la "quinta y última fase" de su plan para reducir sus compromisos en materia de enriquecimiento de uranio contraídos en virtud del acuerdo del 2015.

Tragedia en funeral

El 7 de enero, el Parlamento iraní adoptó una ley que clasifica a todas las fuerzas armadas estadounidenses como "terroristas". Además, una avalancha dejó 56 muertos en el funeral de Soleimani en Irán.

Retiro de tropas

También el 7 de enero, el primer ministro iraquí confirma haber recibido una carta "firmada" y "muy clara" del comando estadounidense anunciando una retirada militar de Irak.

FUENTE: AGENCIA AFP    || INFOGRAFÍA / LA NACIÓN.

“Ha ocurrido un incidente importante. La cuestión de la venganza es otro tema”, manifestó Jamenei en un discurso transmitido en vivo por la televisión estatal.

La oficina del primer ministro de Irak, Adel Abdel Mahdi, indicó que había recibido “un mensaje verbal oficial” de Irán informándole que un ataque con misiles contra las fuerzas estadounidenses era inminente.

“Irak rechaza cualquier violación de su soberanía y ataques en su territorio”, consignó en un comunicado, sin condenar específicamente los ataques con misiles.

El presidente iraquí, Barham Saleh, denunció el ataque y resaltó que rechazaba los intentos de convertir a Irak en un “campo de batalla para bandos en guerra”.

El Ejército de Irak afirmó que no sufrió bajas en los ataques con cohetes, la mayoría contra la base de Ain al-Asad.

Ataque inusual y simbólico

Lanzado por primera vez por fuerzas dentro de Irán, el ataque fue muy inusual para un país que suele disfrazar sus golpes contra intereses estadounidenses usando fuerzas chiítas.

“Los misiles balísticos lanzados abiertamente desde Irán hacia objetivos estadounidenses son una nueva fase”, consideró Phillip Smyth, experto en milicias chiítas.

Metralla de uno de los misiles iraníes disparados el miércoles 8 de enero del 2020 sobre la base de Erbil, en el Kurdistán iraquí.
Metralla de uno de los misiles iraníes disparados el miércoles 8 de enero del 2020 sobre la base de Erbil, en el Kurdistán iraquí.

Pero el golpe de Teherán, que se produjo poco después del entierro de Soleimani en un funeral frente a grandes multitudes, parece haber sido más simbólico que cualquier otra cosa.

Los Guardianes de la Revolución advirtieron e que cualquier contraataque estadounidense se encontraría con una “respuesta aún más aplastante” y amenazaron con atacar a los “gobiernos aliados” de Israel y Estados Unidos.

Sin embargo, el ministro iraní de Relaciones Exteriores, Mohamad Javad Zarif, pareció indicar que Teherán se daba por satisfecho por el momento. “Irán adoptó y concluyó medidas proporcionadas en defensa propia”, escribió en Twitter.

FUENTE: HTTPS://WWW.BBC.COM/NEWS/WORLD.    || w. s. / LA NACIÓN.