AFP. 14 julio
Las representantes Alexandria Ocasio-Cortez, Ilhan Omar y Haley Stevens (de izquierda a derecha) acudieron el 4 de enero del 2019 a posar para una foto del grupo de legisladoras demócratas en el Congreso.
Las representantes Alexandria Ocasio-Cortez, Ilhan Omar y Haley Stevens (de izquierda a derecha) acudieron el 4 de enero del 2019 a posar para una foto del grupo de legisladoras demócratas en el Congreso.

Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tuiteó este domingo que las parlamentarias demócratas de origen extranjero deberían “volver” a sus países, por lo que recibió inmediatamente calificaciones de “racista” y xenófobo.

Con esta última, suma una más a su profuso historial de declaraciones controvertidas, que incluye una en enero del 2018, cuando calificó de “países de mierda” a naciones africanas, Haití y El Salvador, durante una discusión sobre inmigración.

En su tuit, Trump no nombró específicamente a ninguna congresista demócrata, pero su mención a las “representantes demócratas ‘progresistas’” fue interpretada como una referencia a un grupo de mujeres liberales relativamente jóvenes, que integran por primera vez la Cámara de Representantes.

Entre las supuestamente aludidas se encuentran Alexandria Ocasio-Cortez, de Nueva York; Ilhan Omar, de Minesota; y Rashida Tlaib, de Michigan.

Ocasio-Cortez nació en Nueva York en el seno de una familia proveniente de Puerto Rico, un Estado libre asociado a Estados Unidos.

Tlaib, quien nació en Detroit, es la primera mujer de ascendencia palestina electa al Congreso.

Y Omar, que llegó a Estados Unidos desde Somalia siendo una niña, es la primera mujer negra y musulmana que gana una elección como parlamentaria.

En su tuit, Trump escribió que esas representantes mujeres "vinieron de países cuyos gobiernos son una catástrofe completa y total, los peores, más corruptos e ineptos" de todo el mundo.

Trump escribió que era "interesante" ver cómo esas mujeres "le dicen a Estados Unidos, la más grande y poderosa nación en la tierra, cómo se debe llevar adelante" el gobierno.

“¿Por qué no vuelven y ayudan a arreglar los lugares completamente quebrados y plagados de crimen de donde vinieron?”, se preguntó.

"Es un tuit racista", dijo el domingo a Fox News el representante demócrata Ben Ray Luján, el parlamentario de origen latino de más alto rango en el Congreso.

"Se trata de ciudadanos estadounidenses elegidos por los votantes en los Estados Unidos de América", agregó.

La líder de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, quien se ha referido a la agenda liberal de Ocasio-Cortez como una “amenaza” al intento de los demócratas de volver al poder en el 2020, respondió a Trump.

El domingo criticó el “ataque” en su cuenta de Twitter. “Rechazo los comentarios xenófobos de @realDonaldTrump que intentan dividir a nuestra nación”, manifestó.

Esos comentarios, añadió Pelosi, reafirman que “su plan para ‘hacer que Estados Unidos sea grande otra vez’ siempre ha sido sobre hacer que Estados Unidos vuelva a ser blanca”.

El Council on American-Islamic Relations, un grupo de derechos civiles musulmanes con sede en Washington, rechazó las expresiones de Trump. “Es triste ver que el ocupante del Despacho Oval pase de potenciar y alentar las burlas racistas a usarlas él mismo”, comentó el director ejecutivo nacional del grupo, Nihad Awad.

“Si Trump le gritaba lo mismo a una mujer musulmana que llevara un hijab en un Walmart, podría ser arrestado”, señaló.