AFP. 24 enero
El senador republicano Cory Gardner (izq.), y el senador demócrata, Roger Wicker, llegaron al Senado para votar las propuestas sobre el cierre parcial del gobierno, en el Capitolio, en Washington, el jueves 24 de enero de 2019. Foto: AP
El senador republicano Cory Gardner (izq.), y el senador demócrata, Roger Wicker, llegaron al Senado para votar las propuestas sobre el cierre parcial del gobierno, en el Capitolio, en Washington, el jueves 24 de enero de 2019. Foto: AP

Washington. El Senado estadounidense rechazó este jueves dos planes contrapuestos de demócratas y republicanos para poner fin al shutdown, que tiene paralizada a parte de la administración federal hace más de un mes por la insistencia del presidente Donald Trump de construir un muro en la frontera con México.

El primer texto, respaldado por Trump y que contemplaba fondos para el muro y medidas migratorias, recibió 50 votos a favor y 47 en contra. Para ser aprobado, necesitaba un mínimo de 60 en la Cámara Alta, de 100 miembros.

El plan de los demócratas, que proponía dar financiamiento al gobierno hasta el 8 de febrero mientras se debate sobre seguridad fronteriza, también fracasó, con 52 votos a favor y 44 en contra.

Demócratas y republicanos están en un punto muerto en las negociaciones sobre el presupuesto federal debido la insistencia de Trump de destinar $5.700 millones para erigir un muro en la frontera con México, que los opositores se niegan a financiar.

“Muy sencillo, sin un muro no funciona”, escribió el mandatario en Twitter este jueves, en un mensaje dirigido a la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi. “¡No cederemos!”.

Sin acuerdo, los presupuestos de algunas agencias están bloqueados desde el 22 de diciembre, lo que afecta directamente a centenares de miles de empleados públicos que no reciben su sueldo.

La parálisis política en Washington, que enfrenta al presidente con Pelosi, obligó a Trump a postergar sin fecha determinada su discurso sobre el Estado de la Unión.

“Haré el discurso cuando el shutdown termine. No busco otro lugar para el discurso del Estado de la Unión porque no hay otro lugar que pueda competir con la historia, la tradición y la importancia de la Cámara de Representantes”, tuiteó el mandatario la noche del miércoles.

Según Trump, ese "gran" discurso, que estaba previsto originalmente para el próximo martes, tendrá lugar "en un futuro próximo".

En una breve carta, Pelosi dijo este miércoles que la Cámara de Representantes “no autorizaría” el discurso presidencial mientras no se abrieran las dependencias federales afectadas por la parálisis presupuestaria.

“El discurso del Estado de la Unión fue cancelado por Nancy Pelosi porque no quiere escuchar la verdad sobre la seguridad fronteriza”, dijo Trump a los periodistas.

Los proyectos sometidos este jueves a votación en el Senado buscaban poner fin, cada uno de manera distinta, al bloqueo, sin que Trump ni la oposición se muestren listos para ceder en sus posiciones.

Esta combinación de imágenes de archivo muestra una foto tomada el 9 de enero, de Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, en Washington, y una foto tomada el 14 de enero, del presidente estadounidense, Donald Trump. Foto: AFP
Esta combinación de imágenes de archivo muestra una foto tomada el 9 de enero, de Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, en Washington, y una foto tomada el 14 de enero, del presidente estadounidense, Donald Trump. Foto: AFP

"No hay excusas para que los republicanos en el Senado no aprueben esta legislación", dijo Pelosi este jueves ante la prensa, en relación al plan demócrata. "¿Quién se puede negar a eso?".

El presidente se niega a firmar cualquier ley presupuestaria que no incluya una partida de $5.700 millones para erigir una barrera en la frontera con México.

La propuesta que habían hecho los republicanos incluía una financiación del gobierno hasta septiembre, con una partida para construir el muro y también un compromiso para proteger de la deportación a cerca de un millón de inmigrantes a los cuales el gobierno de Trump les había cancelado un privilegio que los amparaba.

“Construye un muro y el crimen va a bajar”, dijo el presidente el miércoles en un tuit. “¡Queremos de una vez por todas poner fin a crímenes evitables y a las drogas! Seguridad fronteriza y muro. Sin dudas”, agregó.

El muro es una de las promesas centrales de la campaña de Trump pero los demócratas se oponen por considerar que esta construcción es "inmoral", costosa e ineficaz.

El shutdown y sus efectos

Cerca de 800.000 funcionarios están en permiso sin goce de sueldo o están obligados a trabajar sin paga. En áreas sensibles como el Departamento de Seguridad Interna, el de Transporte o el Departamento de Estado, el personal fue recortado al mínimo.

Los sindicatos del transporte aéreo advirtieron este jueves que el cierre parcial del gobierno podría provocar un colapso en la aviación comercial.

En un comunicado de tres asociaciones, apuntaron que los controladores de tráfico aéreo, los funcionarios de seguridad en el transporte, y los agentes de seguridad aérea han estado trabajando durante más de un mes sin recibir un salario.

Esta situación es “dañina” para la economía, afirmó este miércoles Jamie Dimon, presidente de JP Morgan Chase.

“Se ve que la confianza de los consumidores está cayendo debido a esto, debido al comercio, por todo el ruido en el mundo generado por el populismo”, manifestó a la cadena CNBC.

La parálisis presupuestaria afecta directamente a 0,5% de los trabajadores estadounidenses, pero a medida que avanza el tiempo sin soluciones a la vista, ésta también ha afectado la confianza de la mitad de los consumidores, según una encuesta realizada por la Universidad de Michigan.