AFP. 9 mayo, 2018
Iraníes quemaban banderas de Estados Unidos -este miércoles 9 de mayo del 2018- frente a la antigua Embajada de ese país en Teherán.
Iraníes quemaban banderas de Estados Unidos -este miércoles 9 de mayo del 2018- frente a la antigua Embajada de ese país en Teherán.

Washington. Estados Unidos enfrentaba este miércoles un aislamiento diplomático, con las otras potencias mundiales buscando salvar el acuerdo nuclear con Irán del cual e el presidente Donald Trump desertó.

Trump desató una ola de críticas al anunciar el martes el retiro de Estados Unidos del pacto destinado a garantizar el carácter no militar del programa nuclear iraní, una medida que amenaza con deshacer años de esfuerzos diplomáticos y agudizar la inestabilidad en Oriente Medio.

Irán reaccionó con cólera. Diputados iraníes quemaron el miércoles una bandera estadounidense de papel y una copia del acuerdo en la tribuna del Parlamento, al grito de “muerte a Estados Unidos”.

Los rivales regionales de Teherán, Arabia Saudí e Israel, en cambio, aplaudieron el anuncio de su aliado estadounidense, aunque abrieron la puerta a una escalada armamentística en la zona. “Si Irán se dota de capacidad nuclear, nosotros haremos lo posible para conseguir lo mismo”, advirtió en la cadena estadounidense CNN el jefe de la diplomacia saudí.

La decisión de Trump echa por la borda más de una década y media de esfuerzos diplomáticos entre Reino Unido, China, Francia, Alemania, Irán, Rusia y las administraciones estadounidenses pasadas.

Irán exige garantías para seguir en el pacto nuclear

El inquilino de la Casa Blanca calificó al pacto, firmado en el 2015 por su predecesor, Barack Obama, como una “vergüenza” para Estados Unidos al tiempo que estimó que no frena las ambiciones nucleares de Teherán.

Sin embargo, el organismo de control nuclear de la ONU que se encarga de garantizar que Irán cumpla con los términos del acuerdo, dijo el miércoles que Teherán estaba acatando sus “compromisos relacionados con la energía nuclear”.

”Irán está sujeto al régimen de verificación nuclear más sólido del mundo”, expresó el director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Yukiya Amano.

Esfuerzo mancomunado

A pesar de la retirada de Estados Unidos, las potencias europeas y China, firmantes del acuerdo del 2015, llamaron el miércoles a salvaguardar el acuerdo sobre el programa nuclear iraní.

En una conversación telefónica, el presidente francés, Emmanuel Macron, y su homólogo iraní, Hasán Rohaní, acordaron “seguir trabajando juntos” para continuar aplicando “el plan de acción” del 2015 por de grupos de trabajo entre iraníes y europeos, según informó la Presidencia francesa.

“Vamos a respetar el acuerdo y haremos todo lo posible para que Irán se atenga a sus obligaciones”, afirmó el miércoles la canciller alemana, Ángela Merkel.

El presidente ruso, Vladimir Putin, manifestó su “honda preocupación” sobre esa decisión, precisamente cuando se aprestaba a recibir al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

“El Reino Unido no tiene ninguna intención de irse” del acuerdo, señaló -por su parte- el ministro de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson.

El canciller británico, Boris Johnson, se refirió este miércoles 9 de mayo del 2018 al acuerdo nuclear con Irán durante una sesión en la Cámara de los Comunes, en Londres.
El canciller británico, Boris Johnson, se refirió este miércoles 9 de mayo del 2018 al acuerdo nuclear con Irán durante una sesión en la Cámara de los Comunes, en Londres.

No obstante, el Guía Supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, expresó que Irán abandonaría el acuerdo a menos que los europeos ofrezcan garantías “reales” de que las relaciones comerciales continuarán.

“Si no logran obtener una garantía definitiva -y realmente dudo que puedan-, no podemos seguir así”, señaló Jamenei en un discurso transmitido por televisión.

Los europeos prometieron que harán “todo lo posible para proteger los intereses de sus empresas en Irán”, mientras que China dijo que mantendrá “intercambios económicos y comerciales normales” con Irán a pesar de la decisión de Trump.

Estados Unidos amenazó con sanciones a todas las compañías extranjeras que tengan negocios con Irán y les dio un plazo de entre 90 y 180 para finiquitar sus contratos con ese país.

Los ministros de Relaciones Exteriores de Francia, Alemania y Reino Unido decidieron reunirse con representantes iraníes la próxima semana “para considerar toda la situación”, según dijo el canciller francés, Jean-Yves Le Drian.

Para Trump, el nuevo pacto con Irán debería incluir no solo restricciones más estrictyas sobre su programa nuclear, sino también sobre su programa de misiles balísticos.

“No permitiremos que las ciudades estadounidenses se vean amenazadas por la destrucción. Y no permitiremos que un régimen que canta ‘Muerte a Estados Unidos’ acceda a las armas más mortíferas de la Tierra”, planteó.

En un mensaje difundido por televisión, Rohaní tildó de “guerra psicológica” la decisión de Washington, y amenazó con restablecer su programa de enriquecimiento de uranio.“Esperaremos varias semanas antes de aplicar esta decisión. Hablaremos con nuestros amigos y aliados, los otros miembros del acuerdo nuclear”, señaló.

Europa y China al rescate del acuerdo nuclear con Irán

“Aconsejo a Irán a no relanzar su programa nuclear. Le aconsejo en forma muy vehemente” que no lo haga, indicó Trump desde la Casa Blanca. “Si lo hacen, habrá consecuencias muy severas, OK?”.

La decisión de Trump supone una dura derrota diplomática para Europa, cuyos líderes suplicaron al mandatario estadounidense mantenerse en el acuerdo.

El asesor de seguridad nacional estadounidense, John Bolton, dijo que la cooperación con Europa sobre Irán continuará.Estados Unidos “trabajará con los europeos y otros países, no solo sobre el tema nuclear, sino sobre el desarrollo de misiles balísticos de Irán, su apoyo continuo al terrorismo y sus actividades militares que ponen en peligro a nuestros amigos”, puntualizó.