Por: AP y AFP.   24 enero

Vaticano. El papa Francisco criticó el miércoles las “noticias falsas” como un fenómeno perverso e instó a los periodistas a convertir la búsqueda de la verdad en su misión.

Tras recibir críticas sin precedentes en la prensa durante su reciente gira sudamericana, el papa difundió su mensaje anual para la Jornada Mundial de las Comunicaciones sociales, que dedicó al tema de las “fake news y el periodismo de paz”.

Francisco señaló que, según la Biblia, las primeras noticias falsas se remontan al principio de los tiempos, cuando Eva fue tentada para comerse una manzana en el Jardín del Edén con información engañosa de la serpiente.

“La estrategia de este hábil ‘padre de la mentira’ es la mímesis, una insidiosa y peligrosa seducción que se abre camino en el corazón del hombre con argumentaciones falsas y atrayentes” , dijo Francisco sobre la serpiente.

En la vertiginosa era de la información, pidió un compromiso compartido para redescubrir la “dignidad del periodismo” .

El mensaje, que se emite el día que se conmemora a San Francisco de Sales, patrono de los periodistas, no hizo alusión a cómo ciertas figuras públicas –en particular el presidente estadounidense Donald Trump– quienes suelen calificar los informes poco halagadores o críticos como “noticias falsas”, para tratar de desacreditar la información.

24/01/2018 El Papa Francisco pronuncia su discurso durante su audiencia general semanal en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano. Foto: AP
24/01/2018 El Papa Francisco pronuncia su discurso durante su audiencia general semanal en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano. Foto: AP

El papa ha arremetido a menudo contra los periodistas, y siendo arzobispo de Buenos Aires se lo conocía por su fría relación con los medios argentinos. Apenas esta semana, cuando charlaba con periodistas a bordo del avión papal, admitió que detesta dar entrevistas y bromeó “y miren el trabajo que me dio Dios” .

Desde que lo eligieron papa, Francisco ha aprendido a emplear los medios para transmitir su mensaje, aunque aun así suele quejarse por lo que considera reportes parciales y lo que ha descrito como los “pecados de los medios: la desinformación, la calumnia y la difamación” .

Duras críticas

Durante su viaje reciente a Chile y Perú, Francisco enfrentó las protestas más fuertes en los cinco años de su pontificado, así como las peores críticas. Al iniciar el viaje recibió críticas por haber designado un obispo acusado por las víctimas de complicidad en el encubrimiento del sacerdote pedófilo más notorio de Chile. Luego la prensa chilena lo fustigó por acusar a esas víctimas de proferir “calumnias” .

En su mensaje, Francisco dio una extensa explicación de las noticias falsas, llamándolas por la conocida expresión inglesa fake news y por qué son tan eficaces y peligrosas. Señaló que aprovechan los estereotipos y prejuicios, explotan las ansiedades y los medios y se las divulga mediante contactos en redes sociales que suelen compartir el mismo punto de vista.

“El drama de la desinformación es el desacreditar al otro, el presentarlo como enemigo, hasta llegar a la demonización que favorece los conflictos” , escribió.

La propagación de noticias falsas puede buscar “determinados objetivos, influenciar las decisiones políticas u obtener ganancias económicas”, y su eficacia está vinculada a su “naturaleza mimética, es decir, a su capacidad de aparecer como plausibles”.

Frente a esta amenaza, “el antídoto más eficaz contra el virus de la falsedad es dejarse purificar por la verdad”, lanzó el papa argentino.

Para discernir la verdad de la mentira en los discursos, Francisco invita a interesarse por sus frutos y ver “si suscitan polémica, fomentan divisiones, infunden resignación; o si, por el contrario, llevan a la reflexión consciente y madura, al diálogo constructivo, a una laboriosidad provechosa”.

Franciso insistió en la “misión” del periodista “custodio de las noticias y llamó a promover un “periodismo de paz”.

El papa defendió así un periodismo “hostil a las falsedades, a eslóganes efectistas y a declaraciones altisonantes”, “que no queme las noticias, sino que se esfuerce en buscar las causas reales de los conflictos” y que esté “empeñado en indicar soluciones alternativas a la escalada del clamor y de la violencia verbal”.

Elogió las iniciativas para concientizar a los usuarios de las redes sociales, así como las iniciativas legales e institucionales para desenmascarar a quienes se ocultan detrás de muros virtuales para difundir mentiras.

“Ninguno de nosotros puede eximirse de la responsabilidad de hacer frente a estas falsedades”, escribió.

Francisco aclaró que esto no significa hacer un periodismo “buenista”, que niegue la existencia de problemas graves, sino “un periodismo sin fingimientos, hostil a las falsedades, a eslóganes efectistas y a declaraciones altisonantes” .