AFP. 30 agosto
Luigi Di Maio (derecha), actual del líder del M5E, y el fundador del partido, Beppe Grillo, en un mitin electoral en Roma, el viernes 2 de marzo del 2018.
Luigi Di Maio (derecha), actual del líder del M5E, y el fundador del partido, Beppe Grillo, en un mitin electoral en Roma, el viernes 2 de marzo del 2018.

Roma. Tras su creación hace diez años en Italia en oposición a los partidos tradicionales, el Movimiento 5 Estrellas (M5E) ha experimentado una mutación que lo convirtió en un partido de gobierno capaz de pactar tanto con la ultraderecha como con el centroizquierda.

Fundado por el cómico Beppe Grillo y el especialista en mercadeo digital Gianroberto Casaleggio, el M5E se oponía en sus inicios a aliarse con cualquier otra agrupación, pero tras su victoria en las generales de marzo del 2018, con el 32% de los votos, formó un gobierno de coalición con la Liga de Matteo Salvini (extrema derecha).

Solo un año más tarde, el M5E prepara un nuevo ejecutivo con el Partido Demócrata (centroizquierda) después de que Salvini rompiera la anterior coalición populista con el objetivo, por ahora frustrado, de convocar elecciones anticipadas.

Durante los 14 meses en los que gobernó con la ultraderecha, el M5E se hundió en los sondeos y en las elecciones europeas de mayo solo obtuvo el 17% de los votos, mientras que la Liga dobló su apoyo electoral, pasando del 17% al 34%.

“En Italia, debido a su Constitución y la legislación electoral (que mezcla comicios proporcionales con mayoritarios), solo se puede llegar al poder a través de pactos y esto lo ha aprendido el M5E”, explicó Emiliana De Blasio, profesora de Ciencias Políticas en la Universidad Luiss de Roma.

“Sin estos acuerdos, (el M5E) se encontraría en una esquina del paisaje político sin poder ocupar un rol en la vida pública del país”, añadió.

Movimiento singular por su organización y orientación ideológica, ni de derechas ni de izquierdas, el M5E nació para erigirse como una alternativa a los partidos del establishment, una categoría en la que incluía a su nuevo aliado, el Partido Demócrata (PD).

Su conversión de un movimiento de protesta a un partido de gobierno se produjo a partir de sus buenos resultados electorales. Por ejemplo, en las votaciones generales del 2013 en las que fueron la gran sorpresa llegando en tercera posición.

Entonces, lideraba este movimiento el carismático humorista Beppe Grillo, con duras críticas a la "casta" política italiana.

Del dicho al hecho...

Dignidad, esperanza o transparencia, eran algunas de las palabras más habituales en los discursos y textos de Grillo, cuyo blog es uno de los más leídos en Italia.

“Este discurso sedujo a electores cabreados con la clase política inmersa en escándalos y casos de corrupción y que se sentían abandonados por aquellos que ocupan cargos en los ministerios”, recordó el politólogo Gianfranco Pasquino.

"Pero con su llegada al gobierno el movimiento se confrontó a la realidad del poder y tuvo que cambiar su línea política en numerosas cuestiones, lo que desconcertó a sus propios votantes", explica.

Este cambio coincidió en el 2017 con el reemplazo de Grillo por el treintañero Luigi Di Maio, con una apariencia física impoluta, lo que reflejó la voluntad del M5E de dejar de ser un partido de protesta.

El asesor político del M5E, Davide Casaleggio (fondo), y el ministro de Justicia, Alfonso Bonafede, dialogan con la prensa después de una reunión del partido, el 26 de agosto del 2019 en Roma.
El asesor político del M5E, Davide Casaleggio (fondo), y el ministro de Justicia, Alfonso Bonafede, dialogan con la prensa después de una reunión del partido, el 26 de agosto del 2019 en Roma.

Además de aceptar los pactos con otros partidos, el M5E también moderó su posición sobre múltiples cuestiones, por ejemplo, la salida de Italia de la zona euro.

Esta agrupación también se caracteriza por su respaldo a mecanismos de democracia participativa y sus militantes decidirán si aceptan un acuerdo de gobierno con el PD en una votación en la plataforma digital Rousseau.

“Apoyarse en la plataforma Rousseau, representa un retorno a los orígenes del M5E y una manera de tranquilizar a sus militantes de que no se han pervertido con el poder”, aseguró De Blasio.