AFP. 21 enero
Luis Arce (izquierda), aspirante presidencial por el Movimiento Al Socialismo (MAS), y David Choquehuanca, candidato a la vicepresidencia, en una conferencia de prensa en Buenos Aires, el lunes 20 de enero del 2020.
Luis Arce (izquierda), aspirante presidencial por el Movimiento Al Socialismo (MAS), y David Choquehuanca, candidato a la vicepresidencia, en una conferencia de prensa en Buenos Aires, el lunes 20 de enero del 2020.

La Paz. Sectores campesinos e indígenas, el núcleo más fiel al exmandatario boliviano Evo Morales, se mostraron divididos tras la designación del economista Luis Arce como candidato presidencial del partido Movimiento Al Socialismo (MAS) para los comicios del 3 de mayo, revelaron dirigentes y parlamentarios este martes.

Arce, exministro de Economía, fue designado por Morales en Buenos Aires, donde se encuentra refugiado desde diciembre, en desmedro del excanciller David Choquehuanca, un aymara que recogió un amplio apoyo previo de los sindicatos campesinos e indígenas.

Tras reunirse con algunos dirigentes de su partido, Morales designó a Choquehuanca como compañero de fórmula de Arce.

“La candidatura de nuestro hermano David Choquehuanca, un hermano líder indígena y aymara, va a ser innegociable no vamos a permitir ninguna decisión extranjera, por más que venga del hermano Evo Morales”, dijo al canal privado Unitel el dirigente campesino Álvaro Mollinedo.

Empero, Juanita Ancieta, otra dirigente indígena, apoyó el binomio Arce-Choquehuanca: “Es una decisión orgánica, todos somos hermanos, pero primero es la patria”.

Los movimientos sociales afines a Morales llamaron a una reunión el jueves para tomar una decisión final sobre el tema electoral.

La presidenta del Senado, Eva Copa, aseguró que la candidatura de su partido MAS la "tomamos como una propuesta, que viene desde allá (Buenos Aires) para que sea debatida dentro de nuestras organizaciones".

El senador Omar Choque, en la misma línea, afirmó que la candidatura de Arce “pone en riesgo el voto duro” de Morales, en alusión a los campesinos e indígenas.

Desde Buenos Aires, Morales tuiteó que "los sondeos de opinión y encuestas en #Bolivia favorecen con el primer lugar a nuestro candidato a la presidencia Luis Arce Catacora, garantía de la estabilidad, crecimiento económico y redistribución de riqueza que debemos seguir impulsando. El pueblo boliviano lo reconoce".

El MAS encabeza las encuestas de intención de voto con el 20,7%, seguido por el expresidente centrista Carlos Mesa (13,8%).

Los partidos políticos tienen como plazo definitivo el domingo 2 de febrero para inscribir sus candidatos ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Bolivia irá a las urnas el domingo 3 de mayo para elegir presidente, vicepresidente y renovar la totalidad de escaños del Congreso (36 senadores y 130 diputados), en unos comicios extraordinarios convocados luego de la anulación de las elecciones del 10 de octubre.

Morales, que gobernaba desde 2006, dimitió el 10 de noviembre en medio de una fuerte convulsión social contra esas elecciones, declaradas nulas tras un informe de la OEA que encontró irregularidades a su favor y en las que se postulaba para un cuarto mandato.

Una segunda vuelta está fijada para el 14 de junio.