Política

Ejército de Argelia promete garantizar estabilidad y seguridad ante manifestaciones

Este martes, miles de estudiantes se manifestaron nuevamente en Argel y en otras ciudad del país

Argel. El Ejército argelino seguirá siendo “garante” de la estabilidad y la seguridad ante quienes quieren “volver a llevar” a Argelia a los años de guerra civil, declaró este martes su jefe de estado mayor, en medio de manifestaciones contra la quinta candidatura del presidente Abdelaziz Buteflika.

“El hecho de que Argelia pudo unir los factores de su estabilidad, mediante la erradicación del terrorismo y el fracaso de sus objetivos (...) disgusta a algunas partes, molestas al ver una Argelia estable y segura” dijo el general Ahmed Gaid Salah durante una visita a la Academia militar de Cherchell, a unos 80 kilómetros de Argel.

Sin brindar más detalles sobre estas "partes", el general Gaid Salah afirmó en su discurso, publicado en la web del ministerio de Defensa, que éstas quieren llevar a Argelia nuevamente "a los años dolorosos vividos en ascuas, durante los cuales el pueblo argelino padeció todas las formas de sufrimiento y pagó un elevado tributo".

Los "años en ascuas" hacen referencia a la "década negra" (1992-2002) de la guerra civil que enfrentó al gobierno argelino con los grupos armados islamistas, desencadenada por la anulación de las primeras elecciones legislativas multipartidarias en el país, que nacieron del movimiento contestatario de octubre de 1988.

“El pueblo continuará disfrutando” de “esta seguridad y estabilidad recuperadas”, y el Ejército “continuará siendo el garante de estos logros tan preciados”, dijo el general Gaid Salah, quien también es viceministro de Defensa, y también considerado uno de los personajes más poderosos del gobierno argelino.

El pueblo argelino "que sufrió estos padecimientos y sus angustias, no puede, bajo cualquier circunstancia, poner en peligro su seguridad y calma", y llamó a los ciudadanos de su país a "saber cómo levantar una muralla contra todo aquello que pudiera exponer a Argelia a amenazas imprevisibles".

Ante el aumento de las protestas contra un eventual nuevo mandato de Buteflika, algo nuevo desde que fuera elegido jefe de Estado hace 20 años, el bando presidencial reaviva el espectro del regreso del país a los "años oscuros", que oficialmente provocaron 200.000 muertos.

Reconocido ampliamente como artífice del regreso a la paz, Buteflika hizo promulgar dos leyes que otorgan la amnistía a miembros de grupos armados que no hayan matado ni violado, que animaron a muchos de ellos a deponer las armas.

Este martes, varios miles de estudiantes se manifestaron nuevamente en Argel y en otras ciudades del país.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.