AFP. 30 septiembre
El aspirante presidencial demócrata, Joe Biden (foto), adoptó un tono enérgico durante su primer debate con el presidente Donald Trump, el martes 29 de setiembre del 2020 en Cleveland, Ohio. AFP
El aspirante presidencial demócrata, Joe Biden (foto), adoptó un tono enérgico durante su primer debate con el presidente Donald Trump, el martes 29 de setiembre del 2020 en Cleveland, Ohio. AFP

Washington. Donald Trump ridiculizó a su rival demócrata como “Joe el Dormilón” Biden, pero el presidente estadounidense tuvo un rudo despertar al recibir una dosis de su propia medicina en el debate del martes, en el que el aspirante opositor mantuvo a raya al ocupante de la Casa Blanca.

"Payaso", "mentiroso", "tonto", "racista", "títere de Putin". Biden, con golpes ponderados, incluso cuando buscó mantener el nivel del debate, dejó en claro que no iba a flaquear cuando ambos se trenzaron en un duelo verbal nunca visto por los estadounidenses en un debate moderno.

Trump y Biden se saludaron con una cortés inclinación de cabeza al comenzar el intercambio. Pero a partir de la pregunta inicial del moderador Chris Wallace, de Fox News, la tensión se hizo patente y el enfrentamiento rápidamente se salió de control.

Trump se negó a condenar directamente la supremacía blanca, insistió en que los votos por correo son fraudulentos, atacó a Hunter, el hijo de Biden, y advirtió de que una presidencia de su contrincante hundiría la economía del país. Pero el candidato demócrata le espetó: “Eres el peor presidente que Estados Unidos jamás ha tenido”.

Las interrupciones se hicieron tan frecuentes que Biden finalmente le espetó “¿te vas a callar?”.

Eso fue lo más cercano que Biden estuvo de perder los estribos, algo que claramente Trump estaba intentando hacer, mientras discutían sobre la vacante en la Corte Suprema, la pandemia de coronavirus, los problemas económicos y la fiabilidad del voto por correspondencia.

Trump y Biden chocaron en primer debate electoral

Pero la frase resonó fuerte y claro en las salas de estar de todo Estados Unidos, y la campaña de Biden inmediatamente comenzó a vender camisetas con la leyenda Will You Shut Up, Man.

Entre las 10 p. m. y 11 p. m. locales, la campaña afirmó: “Biden a la Presidencia tuvo su mejor hora de recaudación en línea de todos los tiempos”.

El ‘débil’ responde

Trump buscó caracterizar a Biden como un candidato débil que sería arrastrado por socialistas “radicales”, pero el exvicepresidente se mantuvo firme.

“Todo lo que ha dicho hasta ahora es sencillamente una mentira”, expresó Biden a los espectadores apenas unos minutos después, un estribillo que repitió a menudo durante la velada.

“Nos hemos vuelto más débiles, más enfermos, más pobres, más divididos y más violentos” bajo el gobierno de Trump, sostuvo.

El mandatario insistió en que los gobernadores lo elogiaron por hacer un trabajo “fenomenal” para abordar la pandemia y que su rival habría dejado morir a millones de estadounidenses.

Entonces, Biden miró directamente a la cámara -una de las tantas veces que lo hizo- aparentemente para apelar a los votantes indecisos: “El presidente no tiene ningún plan... Supo desde febrero cuán seria era esta crisis”, pero “dijo que no nos dijo nada ni advirtió a la gente porque no quería generar pánico en el pueblo estadounidense. Tú no entraste en pánico, él entró en pánico”.

Simpatizantes del presidente Donald Trump, residentes en Old Forge, cerca de Scranton, Pensilvania, siguieron el debate que se realizó el martes 29 de setiembre del 2020 en Cleveland, Ohio. AFP
Simpatizantes del presidente Donald Trump, residentes en Old Forge, cerca de Scranton, Pensilvania, siguieron el debate que se realizó el martes 29 de setiembre del 2020 en Cleveland, Ohio. AFP

Las encuestas muestran que la mayoría de los estadounidenses desaprueba el manejo de Trump de la pandemia, un tema potencialmente decisivo para los comicios, especialmente en estados indecisos como Michigan, Ohio, Pensilvania y Wisconsin, donde Biden pretende ganar pese a que Trump se impuso allí en los comicios del 2016.

Y dirigiéndose a los votantes de clase media y trabajadores de cuello azul, Biden atacó salvajemente a Trump por haber pagado poco o ningún impuesto federal sobre la renta durante los últimos años a pesar de ser multimillonario.

“Miran con desprecio a personas como los católicos irlandeses y como yo”, manifestó Biden. “Y a la gente que no tiene dinero”.

El presidente Donald Trump gesticulaba mientras intervenía en el debate contra su rival demócrata, Joe Biden, el martes 29 de setiembre del 2020. AFP
El presidente Donald Trump gesticulaba mientras intervenía en el debate contra su rival demócrata, Joe Biden, el martes 29 de setiembre del 2020. AFP

Trump hizo una enérgica defensa de su postura de "ley y orden" de los últimos meses, al afirmar que Biden carece de la fortaleza necesaria para hacer frente, como él, a los manifestantes violentos.

“Si alguna vez llega a gobernar el país y lo hace de la manera que él quiere, desaparecerían suburbios y verías problemas como nunca has visto antes”, indicó Trump.

El presidente "no sabría que está en un suburbio a menos que tomara el camino equivocado", refutó Biden.

Mitchell McKinney, experto en debates presidenciales en la Universidad de Misuri, opinó que el desempeño de Trump lo proyectó como un presidente “petulante” que buscó burlarse de su rival y que “Joe Biden evitó errores importantes o tropiezos” que “hubiera alimentado la retórica de Trump acerca de que Biden es demasiado mayor o no es apto para servir como presidente”.