El Mundo

Justicia de Nicaragua absuelve a Arnoldo Alemán

 Expresidente pasó la mayor parte de condena en prisión domiciliaria

Managua. Reuters y Redacción. La Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Nicaragua anunció ayer la absolución del expresidente Arnoldo Alemán y revocó una condena a 20 años que en diciembre del 2003 le impuso un tribunal por lavado de dinero, fraude y otros ilícitos, se informó.

Alemán, que gobernó entre 1997 y el 2002, pasó algunos meses en la cárcel luego de la condena, pero la mayor parte de su pena la cumplió en prisión domiciliaria.

Una resolución de la Sala de lo Penal de la CSJ, adoptada por mayoría de cuatro magistrados contra dos, sobreseyó a Alemán “por lo que hace a todos los delitos a que fue condenado en primera instancia en perjuicio del Estado de la República de Nicaragua”.

Los cuatro magistrados que votaron por la absolución de Alemán son considerados leales al Partido Liberal Constitucionalista (PLC), que él lidera.

Los dos votos en contra son de jueces del partido sandinista del actual mandatario Daniel Ortega, quienes razonaron que había méritos para dejar firme la condena al expresidente.

Sin pruebas. El magistrado Sergio Cuarezma, uno de los 16 miembros del máximo tribunal, dijo que no encontraron elementos probatorios contra Alemán por los supuestos ilícitos de fraude, peculado, lavado de dinero, asociación para delinquir y delito electoral.

“Es una acusación que carece de fundamentos”, agregó Cuarezma tras señalar que entre los argumentos para absolver a Alemán figura una nueva tipificación del lavado de dinero como delito ligado al narcotráfico, que está vigente desde el año anterior.

El magistrado Rafael Solís, que votó en contra, aseguró que “se trata de un día muy triste para la justicia de Nicaragua”.

“Se absuelve a un expresidente de la República que a los ojos de toda la nación es responsable de al menos haber sustraído de las arcas del Estado la suma de $35 millones para su beneficio personal o para beneficio de su propio partido”.

Alemán fue denunciado por su sucesor y exvicepresidente, el también exmandatario Enrique Bolaños (2002-2007), quien promovió su desafuero como diputado en el 2002 al aliarse con diputados del partido sandinista de Ortega.

Diputados de derecha dijeron que la absolución de expresidente Alemán era parte de un “pacto” entre sus seguidores del PLC y el partido sandinista de Ortega.

Se trata, según analistas, de una extensión del pacto sellado en 1998 entre Alemán y el entonces opositor Ortega, que les permitió repartirse los poderes del Estado.

Reelección. La sentencia tendría como fin la libertad de Alemán a cambio de que los diputados liberales destraben la Asamblea Nacional –estancada desde diciembre debido a la crisis política desatada por el fraude denunciado en las elecciones del 9 de noviembre– y voten por una reforma constitucional que permita la reelección indefinida al presidente Daniel Ortega.

La actual Constitución nicaragüense prohíbe este tipo de reelección, según se recordó ayer.