AFP. 27 enero
El príncipe Andrés asistió el 19 de enero del 2020 a un servicio religioso en Hillington, Norfolk, este de Inglaterra.
El príncipe Andrés asistió el 19 de enero del 2020 a un servicio religioso en Hillington, Norfolk, este de Inglaterra.

Nueva York. El príncipe Andrés ha ofrecido “cero cooperación” en la investigación sobre el fallecido financista Jeffrey Epstein, aunque el FBI y la Fiscalía de Nueva York han pedido interrogarlo, sostuvo el lunes un fiscal estadounidense.

"Hasta este momento el príncipe Andrés ha suministrado cero cooperación", dijo el fiscal del distrito sur de Nueva York, Geoffrey Berman, en una conferencia de prensa frente a la mansión de Epstein en el Upper East Side, en Manhattan.

Berman indicó que no suele informar sobre las personas que cooperan o no con una pesquisa, pero que en este caso haría una excepción a la regla porque el propio príncipe ofreció ayudar.

“Es justo que la gente sepa si el príncipe Andrés ha cumplido con su compromiso público”, manifestó.

Contactado por la AFP, el palacio de Buckingham no tuvo una reacción inmediata a las declaraciones de Berman.

Epstein, un millonario de 66 años que era amigo de varias celebridades, incluido el presidente Donald Trump, se suicidó en una cárcel de Nueva York en agosto tras ser acusado por la Fiscalía de abusar sexualmente de decenas de jovencitas.

Aseguraba ser inocente, pero enfrentaba hasta 45 años de cárcel si era hallado culpable de conspiración para traficar menores de edad.

Andrés, de 59 años, era amigo de Epstein, y una mujer estadounidense que afirma haber sido víctima del financista, Virginia Giuffre, asegura que también fue forzada a tener relaciones sexuales con el príncipe cuando tenía 17 años, en la casa londinense de la novia de Epstein, Ghislaine Maxwell.

El príncipe lo niega y defendió su amistad con Epstein en una entrevista con la BBC que resultó desastrosa para él, y tras la cual se vio obligado a dimitir de sus funciones oficiales.

“Lamento inequívocamente mi imprudente asociación con Jeffrey Epstein”, expresó luego en un comunicado, tras recibir numerosas críticas.

En noviembre aseguró que estaba "dispuesto a ayudar a cualquier agencia gubernamental con sus investigaciones, si lo requieren".

¿Fue un suicidio?

La muerte de Epstein fue calificada como un suicidio. Los dos guardias que debían vigilarlo en la madrugada no lo hicieron.

Varias teorías conspirativas circulan sobre su muerte. Algunas señalan que fue asesinado para evitar que revelase información sobre sus poderosos amigos.

"Aunque Epstein se suicidó antes de su juicio, nuestra investigación sobre sus co-conspiradores continúa", dijo Berman.

Su muerte privó de justicia a varias víctimas, que esperan -no obstante- obtener indemnizaciones económicas por los abusos sufridos.

Varias aseguran que eran reclutadas por Ghislaine Maxwell para suministrar favores sexuales a Epstein y a algunos de sus socios y amigos.

El financista Jeffrey Epstein en esta foto suministrada el 28 de marzo del 2017 por el Registro de Delincuentes Sexuales de Nueva York.
El financista Jeffrey Epstein en esta foto suministrada el 28 de marzo del 2017 por el Registro de Delincuentes Sexuales de Nueva York.

Epstein ya había sido condenado en Florida en el 2008 por pagar a jovencitas a cambio de que le hicieran masajes sexuales, pero solo pasó 13 meses en la cárcel tras alcanzar un acuerdo secreto con el fiscal del estado.

La conferencia de prensa en la que participó el fiscal Berman fue convocada para recordar a sobrevivientes de abuso sexual infantil que gracias a una nueva ley aprobada hace un año en Nueva York tienen plazo hasta agosto próximo para presentar demandas civiles contra sus agresores.

La organización de lucha contra el tráfico sexual de menores Safe Horizon, que convocó la conferencia, dijo que 1.300 demandas civiles fueron presentadas desde enero pasado gracias a la ley de niños víctimas (Child Victim Act) que permite a los sobrevivientes reclamar indemnizaciones, sin importar cuándo ocurrieron los hechos.

Hasta la aprobación de esta ley, en Nueva York la mayoría de las víctimas solo podían denunciar los abusos hasta sus 23 años. La nueva ley les permite presentar demandas civiles hasta sus 55 años, pero deben hacerlo antes de agosto del 2020.