AFP. 30 noviembre, 2017

Londres. Una británica que el miércoles concentró sin quererlo la atención de medio mundo cuando el presidente estadounidense Donald Trump la confundió en Twitter con Theresa May, dijo este jueves que espera que le pida disculpas.

Theresa May Scrivener, que usó su segundo nombre de pila para crear la cuenta[sumario]TheresaMay en Twitter en el 2009, se vio inundada de mensajes cuando Trump se refirió a ella pensando que interactuaba con la primera ministra británica.

El mensaje ”[sumario]TheresaMay, no te centres en mí, concéntrate en el destructivo terrorismo radical islámico en el Reino Unido”, fue borrado al cabo de poco y sustituido con uno con la cuenta correcta ([sumario]theresa_ may).

Pero la corrección no fue lo suficientemente rápida como para pasar inadvertida.

“Si hubiera querido ser famosa, hubiera ido a X Factor” -un concurso televisivo-, dijo Scrivener a la agencia de prensa británica Press Association desde su casa en Bognor Regis, una localidad costera al suroeste de Londres.

“Es asombroso pensar que el hombre más poderoso del mundo acabara apretando el botón incorrecto”, añadió.“Estoy esperando una llamada de disculpa de la Casa Blanca”, añadió.

La
La "verdadera" Theresa May (en la foto) se reunió este jueves 30 de noviembre del 2017 con el rey de Jordania, Abdulá II, en Amán.

“Tiene que pensar antes de tuitear. Nosotros - Theresa May y yo- somos muy diferentes. Nuestros perfiles son completamente diferentes. Ella dirige el país, yo soy una mamá de Bognor”, añadió.“Y ahora que ya dije lo que tenía que decir, espero que me dejen en paz”, sentenció.