Interés Humano

Porsche quiere mantener vivos los motores de combustión interna

El fabricante de automóviles alemán anunció por primera vez sus planes para investigar los combustibles sintéticos

Ciudad de Mésxico. En un futuro no muy lejano, la gran mayoría de los vehículos nuevos vendidos serán eléctricos, híbridos o impulsados por hidrógeno. Sin embargo, Porsche está investigando formas de mantener los coches de combustión interna mediante el uso de combustibles sintéticos avanzados.

El fabricante de automóviles alemán anunció por primera vez sus planes para investigar los combustibles sintéticos el pasado mes de septiembre y desde entonces ha revelado que ya tiene un programa piloto que involucra varios modelos clásicos de Porsche que utilizan combustibles sintéticos.

Durante una entrevista reciente con Hagerty, el director ejecutivo de Porsche, Oliver Blume, dijo que los vehículos de combustión se seguirán conduciendo en el futuro.

“Creemos que los combustibles sintéticos producidos con energía 100% renovable tienen el potencial de ser un elemento importante”, explicó Blume.

”Por eso, estamos realizando actividades de investigación y desarrollo. El 70 por ciento de los autos que hemos fabricado todavía se encuentran circulando, y durante muchos años habrá coches propulsados por motores de combustión”.

El combustible sintético que está desarrollando Porsche se fabrica produciendo hidrógeno y combinándolo con el carbono capturado del aire para crear metanol, que luego se transforma en un sustituto de la gasolina para impulsar los automóviles.

Porsche busca fabricar este combustible sintético en fábricas que funcionan con energía eólica y solar.

“El único problema que todavía tenemos es el precio, que aún supera los $10 el litro”, dijo Blume.

Porsche está trabajando para reducir esto a menos de $2 por litro para asegurarse de que no sea mucho más caro que la gasolina o el diésel.

“Ya tenemos un programa piloto que ejecuta 911 históricos, de la serie 993, con muy buenos resultados. También buscamos socios. Ellos se encargarán de la tecnología y al final producirán el combustible. Nuestra tarea será encontrar las especificaciones correctas para que estos combustibles puedan funcionar en nuestros motores de combustión”, agregó el jefe de Porsche.

Blume admite que aún queda un largo camino por recorrer hacia los combustibles sintéticos perfectos, pero cree que podrían estar disponibles para el público en unos 10 años.