AFP. 8 junio
El exvicepresidente congoleño Jean-Pierre Bemba se sienta en el tribunal de la Corte Penal Internacional (CPI) en La Haya el el 21 de junio de 2016. La Corte, con sede en La Haya, absolvió al exvicepresidente en apelación el 8 de junio de 2018. AFP
El exvicepresidente congoleño Jean-Pierre Bemba se sienta en el tribunal de la Corte Penal Internacional (CPI) en La Haya el el 21 de junio de 2016. La Corte, con sede en La Haya, absolvió al exvicepresidente en apelación el 8 de junio de 2018. AFP

La Haya. La Corte Penal Internacional (CPI) absolvió en apelación el viernes al exvicepresidente congoleño Jean-Pierre Bemba, condenado a 18 años de cárcel en primera instancia por crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad cometidos en República Centroafricana.

La Cámara de Apelaciones “anula la declaración de culpabilidad de Jean-Pierre Bemba” y “pronuncia la absolución del acusado ya que graves errores cometidos por la Cámara de Primera Instancia hacen desaparecer completamente su responsabilidad penal”, declaró la juez Christine van den Wyngaert.

De forma inesperada, la Cámara de Apelaciones tumbó la pena de cárcel más larga jamás impuesta por la CPI, jurisdicción creada en 2002 para juzgar los peores crímenes cometidos en el mundo.

Jean-Pierre Bemba, rico empresario convertido en un señor de la guerra, fue condenado en primera instancia en 2016 a 18 años de cárcel por los crímenes de guerra cometidos por su milicia, el Movimiento de Liberación del Congo (MLC), en la República Centroafricana (RCA) entre octubre de 2002 y marzo de 2003.

Sin embargo, Bemba sigue detenido, en vistas a otro caso en el que fue declarado culpable por ofensas a la administración de justicia. La CPI tiene que supervisar “urgentemente” este otro caso, destacaron los jueces de la Cámara de Apelaciones.

En el proceso de 2016, los jueces “condenaron erróneamente a Bemba por actos criminales específicos”, prosiguió Van den Wyngaert.

“La Cámara de Apelación concluyó, por mayoría, que Bemba no puede considerarse como responsable penalmente de los crímenes cometidos por las tropas del MLC durante la operación efectuada en RCA y que tiene que ser absuelto”, agregó.

En 2016, según los jueces de la Cámara de Primera Instancia, el acusado “dirigió un gran ataque contra la población civil” durante el cual “familias enteras fueron blanco”. En cinco meses, unos 1.500 hombres del MLC asesinaron, saquearon y violaron en la vecina República Centroafricana, donde habían ido a apoyar al presidente Ange-Félix Patassé ante un intento de golpe encabezado por el general François Bozizé.