El Universal de México. 14 marzo

Las autoridades brasileñas han identificado a Guilherme Taucci Monteiro, de 17 años, y Luiz Henrique de Castro, de 25, como los autores del ataque de esta mañana en la escuela Raul Brasil de Sao Paulo, que dejó hasta el momento a 8 personas muertas y alrededor de 23 heridos.

Vecinos contaron a medios locales como O Globo que, pese a la diferencia de edades, ellos eran inseparables y siempre llevaban, sin importar el clima que hiciera, sudaderas y gorras, generalmente de color negro.

Medios brasileños han señalado que los jóvenes eran muy reservados. De Guilherme se reveló que hace dos años abandonó la escuela, que se crió con sus abuelos maternos y al parecer tenía problemas familiares.

Luiz Henrique de Castro de 25 años y Guilherme Taucci Monteiro, de 17, mataron a al menos 8 personas antes de suicidarse.
Luiz Henrique de Castro de 25 años y Guilherme Taucci Monteiro, de 17, mataron a al menos 8 personas antes de suicidarse.

En una página de Facebook en la que se identifica como Guilherme Alan, subió una foto poco antes del tiroteo, en la que apunta con un arma hacia la cámara y un dedo hacia su propia cabeza. También había publicado muchas escenas de guerra y fotos de la banda de metal alternativo Slipknot.

Luiz Henrique por su parte, estaba por cumplir este sábado los 26 años. Descrito como una persona nerviosa, en su página de Facebook no tenía información personal, pero sí imágenes de combate, y juegos de video sobre disparos o guerra. Formaba parte de grupos como “Un amor: armas”y “Me gustan las armas y no soy un bandido”.

Diez muertos en tiroteo en colegio de Sao Paulo

La investigación apuntaría a que Guilherme habría asesinado a Luiz Henrique antes de suicidarse cuando fueron rodeados por equipo táctico de la policía. Presuntamente, ambos tendrían el pacto de realizar el ataque y luego suicidarse; esto, tras haber investigado sobre otros tiroteos en escuelas de Estados Unidos.

Ambos atacantes, habrían entrado a la escuela Raul Brasil con al menos un revólver calibre 38, así como con un arco con flechas, una ballesta y hachas de mano, además de un número aún no calculado de municiones. Datos de las autoridades encargadas del caso señalan que los atacantes también llevarían entre sus armas, bombas de fabricación casera, que al parecer, no detonaron.