Interés Humano

Apple alerta sobre espionaje del Estado salvadoreño a periodistas y opositores políticos

Asociación de Periodistas de El Salvador aseguró que el actual gobierno está entre los países que hacen uso de programas para obtener datos de celulares de las personas que son objetivos clave

Una alerta de un “posible espionaje” dirigido a periodistas críticos de varios medios de comunicación y en el que los sospechosos son “atacantes patrocinado por el Estado” fue recibida el martes 23 de noviembre, por 13 periodistas del medio digital El Faro, tres de La Prensa Gráfica, dos de El Diario de Hoy, uno de Disruptiva, tres de la revista Gato Encerrado, uno del diario El Mundo y un periodista independiente.

La Asociación de Periodistas de El Salvador (APES) confirmó que también fueron vulnerados aparatos de directivos de la entidad. Además, el aviso enviado por la compañía Apple también llegó a dirigentes de organizaciones de la sociedad civil, políticos de oposición y diputados del partido oficial Nuevas Ideas.

La alerta coincide en fechas con una denuncia que Apple presentó en contra de la compañía “israelí NSO Group, responsable de fabricar el software de espionaje Pegasus”.

El mensaje emitido fue catalogado como urgente, y en él Apple señala que el espionaje puede “comprometer de forma remota el iPhone” utilizado por los usuarios afectados.

El martes anterior, Apple emitió un comunicado en el que explica los destinatarios más comunes que son víctimas de este tipo de acciones. Entre ellos destaca a periodistas, académicos y activistas.

En este hecho, José Marinero y Xenia Hernández; el presidente y la directora ejecutiva de la Fundación Democracia Transparencia Justicia (DTJ) también recibieron el aviso, según confirmación hecha hacia El Faro. Asimismo, Johnny Wright Sol, diputado de Nuestro Tiempo y Héctor Silva, concejal de la alcaldía de San Salvador, también confirmaron haber recibido el mail.

Por su parte, también la organización humanitaria Cristosal denunció que su director ejecutivo, Noah Bullock, recibió la alerta del gigante tecnológico. “Esta acción atenta contra la privacidad, la libertad de expresión y está tipificado como delito en el artículo 12 de la Ley de Delitos Informáticos”, publicó la entidad en Twitter.

Cristosal señaló que “es preocupante la posibilidad de inversión de fondos públicos en una tecnología de espionaje compleja y de millones de dólares usada selectivamente contra la sociedad civil que defiende derechos humanos, la oposición política y el periodismo independiente”.

Agregó que “esto es un accionar sistemático que se suma a la propuesta de Ley de Agentes Extranjeros y a los allanamientos a las ONG sin debido proceso, limitando la pluralidad de pensamiento, las libertades y el trabajo de organizaciones que ejecutan proyectos de interés social”.

En una alerta por “espionaje informático” difundida este miércoles 24, la APES también señaló que “el espionaje telefónico está penado en el artículo 12 de la Ley especial contra los delitos informáticos y conexos”. El delito está penado con cárcel de 3 a 5 años.

El texto citado en el correo electrónico (traducido al español) es el siguiente:

“Apple envió una alerta de seguridad urgente a las direcciones de correo electrónico y al número de teléfono principal asociado con esa ID de Apple.

Es probable que estos atacantes lo estén atacando individualmente debido a quién es usted o qué hace. Si su dispositivo se ve comprometido por un atacante patrocinado por el Estado, es posible que pueda acceder de forma remota a sus datos confidenciales, comunicaciones o incluso a la cámara y el micrófono.

Si bien es posible que se trate de una falsa alarma, tómese esta advertencia en serio”.

La demanda contra la compañía encargada de la fabricación del software no sería la primera que recibe, ya que en en el 2019, Facebook (ahora Meta) demandó a NSO Group por haber infectado con un software espía los teléfonos de usuarios de WhatsApp, según el comunicado emitido por Apple.

Ante esto, la APES detalló que, hasta la fecha, el centro de monitoreo contabiliza un total de 210 agresiones hacia periodistas salvadoreños, comparados con las 125 notificadas en el mismo período del 2020.

César Fagoaga, presidente de la APES, afirmó que este tipo de acciones se comenzaron a monitorear desde el año 2018, sin embargo, esta es la primera vez que se conoce sobre un caso concreto. “Anteriormente solo habíamos tenido casos de intento de hackeo”, puntualizó.

Asimismo, aseveró que el actual Gobierno de El Salvador fue nombrado en la lista de países que hacen uso de programas informáticos para obtener datos de celulares de las personas que son objetivos clave.

“No es que una empresa quiera espiar a personas, sino que hay un cliente atrás pagando para que espíen a alguien”, expresó Fagoaga, al mismo tiempo que explicó que este tipo de servicios es contratado por gobiernos.

En el correo recibido por los comunicadores, Apple detalla que, incluso, la cámara fotográfica y el micrófono del aparato pueden estar intervenidos, por lo que insta a tomar medidas de seguridad.

La institución hizo un llamado para que las autoridades correspondientes investiguen la alerta recibida, ya que es algo que viola la libertad de expresión, libertad de prensa y la libertad de asociación.