Redacción y AFP. 26 febrero
El presidente Donald Trump (izquierda), acompañado por el secretario de Salud, Álex Azar (centro), y el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Institutos Nacionales de Salud, se refirió a la situación del nuevo coronavirus en Estados Unidos.
El presidente Donald Trump (izquierda), acompañado por el secretario de Salud, Álex Azar (centro), y el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Institutos Nacionales de Salud, se refirió a la situación del nuevo coronavirus en Estados Unidos.

Washington. El primer caso de una persona enferma del nuevo coronavirus, que no viajó a ningún país donde la enfermedad está presente ni tuvo contacto con nadie que estuviese contagiado, se confirmó en Estados Unidos, informaron este miércoles los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Los CDC dijeron en un comunicado que aún no se sabe cómo el paciente, de California, contrajo el Covid-19 y agregaron que “el caso fue detectado a través del sistema de salud pública de los Estados Unidos”.

Según informó el diario The New York Times en su edición digital, lo anterior marca un cambio pues hasta ahora las autoridades de salud habían podido determinar que los enfermos en el país eran personas que estuvieron en alguna nación donde ya el coronavirus estaba presente o que se relacionaron con alguien contagiado.

En Estados Unidos se han registrado 60 infectados, entre ellos 45 estadounidenses que fueron repatriados de la ciudad china de Wuhan, donde surgió la epidemia en diciembre anterior, o los evacuaron del crucero Diamnod Princess, anclado durante varias semanas en el puerto de Yokohama, Japón.

El anuncio tuvo lugar en momentos en que el presidente Donald Trump expresó este miércoles que un empeoramiento de los casos en el país del nuevo coronavirus no es “inevitable”, contradiciendo a los altos funcionarios encargados del área de salud en su gobierno.

“No creo que sea inevitable. Creo que hay una posibilidad de que empeore, una posibilidad de que empeore sustancialmente, pero nada inevitable”, insistió.

El martes, Nancy Messonnier, una experta de los CDC, advirtió de que Estados Unidos debe prepararse para la propagación del Covid-19 e indicó que el asunto no era si el mal llegaría, sino cuándo.