5 diciembre, 2014

Los Ángeles.

Un policía mató a un hombre negro desarmado al sur de Arizona, mientras tenían lugar varias protestas en Nueva York y en otros lugares de Estados Unidos contra la muerte en condiciones similares de dos otros afroamericanos.

La policía de Phoenix dijo este jueves en un comunicado que un hombre negro de 34 años, Rumain Brisbon, fue detenido bajo sospecha de estar vendiendo drogas.

Según el informe policial, "Brisbon intentó escapar y se negó a obedecer varias órdenes del policía blanco de 30 años, cuyo nombre no fue revelado, pero que cuenta con siete años de experiencia, precisó.

Una pelea se generó entre los dos hombres mientras el policía trataba de arrestarlo. Cuando Brisbon puso la mano en su bolsillo, el policía se la agarró y ordenó no sacarla.

"El policía creyó sentir la culata de un arma de fuego y disparó dos veces al pecho de Brisbon, que fue declarado muerto en la escena poco después de que llegaran los bomberos y refuerzos policiales", detalla el comunicado.

En el bolsillo del fallecido lo que había, al aprecer, era una caja de pastillas de oxicodona, un analgésico potente y adictivo, consumido a veces como droga recreativa.

Marci Kratter, un abogado de Phoenix que representa a la familia, dijo que hay "varios testigos que contradicen la versión de la policía".

"Es una tragedia. No tenía ningún arma y no amenazó a nadie", agregó.

Este incidente ocurre en momentos en que la tensión racial crece en Estados Unidos por la muerte de dos hombres negros desarmados, Michael Brown en Ferguson (Misuri, centro) y Eric Garner en Nueva York (este), muertos a manos de policías blancos que han sido exonerados de cargos.