20 octubre, 2009
 El presidente Daniel Ortega será candidato en las elecciones del 2011 gracias a un pronunciamiento judicial. La foto es del 17 de octubre, cuando llegó a Bolivia para participar en la cumbre del ALBA. | EFE
El presidente Daniel Ortega será candidato en las elecciones del 2011 gracias a un pronunciamiento judicial. La foto es del 17 de octubre, cuando llegó a Bolivia para participar en la cumbre del ALBA. | EFE

Managua. AFP, AP y redacción. La sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia de Nicaragua abrió la puerta para la reelección continua del presidente Daniel Ortega, en un fallo que anticipa la agudización de las tensiones políticas en el país.

“La Sala Constitucional declara la inaplicabilidad” de un artículo de la Carta Magna (el 147) que inhibe al presidente y vicepresidente de postularse para un segundo período consecutivo en el cargo, dijo el juez Francisco Rosales mientras leía la resolución.

“El fallo indica que el presidente de la República puede perfectamente correr como candidato” en las elecciones del 2011, explicó el vicepresidente de la Corte, Rafael Solís.

Por su parte, Rosales explicó que la sentencia aún debe ser ratificada por la mitad más uno del plenario de la Corte Suprema (conformada por 16 magistrados) para que entre en vigencia.

De estos 16 jueces, ocho son sandinistas y siete son afines al opositor Partido Liberal. Una plaza está vacante debido al deceso de un magistrado liberal.

Magistrados afines. La resolución de la Sala de lo Constitucional de la CSJ fue aprobada por seis magistrados afines al gobernante Frente Sandinista (FSLN, izquierda), en respuesta a un recurso de amparo presentado por allegados a Ortega el 15 de octubre pasado ante el Consejo Supremo Electoral.

En la resolución, los magistrados ordenan al Consejo Electoral que libre una certificación que “acredite” al presidente Ortega para que pueda participar en las elecciones del 2011.

La Corte dictó el fallo en medio de las dificultades que enfrentaba la bancada de Gobierno para reunir los votos necesarios en el Congreso para promover y aprobar una reforma constitucional que incluiría, entre otros puntos, el de la reelección presidencial continua.

El fallo solo beneficia a Ortega y a 105 alcaldes sandinistas que, junto con el mandatario, interpusieron el recurso ante la Sala. Es decir, ningún alcalde liberal podrá postularse a la reelección.

Ortega, quien gobernó por primera vez Nicaragua durante la revolución sandinista (1979-90), regresó al Gobierno en enero del 2007 tras ganar las elecciones.

Golpe de Estado. Los opositores empezaron a reaccionar luego de que el presidente del Tribunal Electoral, el sandinista Roberto Rivas, anunció que acatará el fallo.

“Las resoluciones nos gusten o no nos gusten las tenemos que acatar”, dijo Rivas.

“Quieren dar un golpe de Estado. Ya hemos contactado a la OEA, a la Unión Europea, a Estados Unidos. Necesitamos que así como la OEA está viendo el caso de Honduras, así venga a ver el intento de golpe de Estado que hay aquí. Daniel Ortega es el responsable, está violando la Constitución. Estamos haciendo un llamado a la población a movilizarse”, dijo el liberal Eduardo Montealegre.

En tanto, el vocero del principal partido de oposición, el Liberal Constitucionalista (PLC), Leonel Teller Sánchez, dijo que la decisión es ilegal e inconstitucional, porque fue adoptada a espaldas de los magistrados de su partido.

Teller dijo que juristas constitucionalistas del PLC fueron llamados de urgencia para analizar el fallo y rebatirlo.

Agregó que el presidente de la Corte Suprema, el liberal Manuel Martínez, calificó la resolución como un asalto a la constitucionalidad y al máximo tribunal de justicia del país.