14 agosto, 2015

La Habana

El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, llegó hoy al aeropuerto de La Habana, donde presidirá la ceremonia del izado de la bandera estadounidenses en la embajada, una visita histórica 54 años después de que ambos países rompieran relaciones.

Kerry llegó a las 9 a. m. hora local (7 a. m. hora de Costa Rica) a bordo de un avión del Departamento de Estado de EE.UU. en el que se leía en uno de los costados "United States of America".

Kerry completará con su presencia el protocolo que comenzó con una ceremonia similar el 20 de julio frente a la sede diplomática de la isla en Washington.

Con esta doble ceremonia se relanzan las relaciones diplomáticas bilaterales después del triunfo de la revolución cubana de 1959.

El viernes, día de intenso sol tropical por la mañana, todo estaba listo para el histórico momento luego de varios días en los que trabajadores realizaron obras y dieron mantenimiento al frente del edificio vidriado de siete pisos ubicado frente al Malecón de La Habana y casi bañado por las olas del mar.

Desde los balcones de los edificios cercanos se veían banderas gigantes de Cuba y algunas de Estados Unidos, y unas 200 personas se apostaron desde las siete de la mañana en el Malecón para ver la ceremonia.

"No me lo quería perder", dijo a la AP Marcos Rodríguez de 28 años, ingeniero de una empresa eléctrica y quien llegó con dos amigas.

Unos metros más allá se apostaron Sandra Escribano, de 17 años, y Daniel Matos de 18, quienes aseguraron que se habían levantado a las seis de la mañana para ser testigos de este momento histórico.

Muchas personas trajeron sus sombrillas para protegerse del inclemente sol y otros, sobre todo los jóvenes, sacaban fotos y videos con teléfonos celulares.

En una serie de entrevistas con prensa en español el miércoles, Kerry dijo que esta jornada haría avanzar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba a una serie de conversaciones concretas sobre temas como "aplicación de la ley, seguridad marítima, educación, salud y telecomunicaciones".

"Hablaremos de una forma muy directa sobre una especie de hoja de ruta hacia la verdadera y plena normalización", dijo Kerry.