6 abril, 2005
 Foto ilustrativa de tanques frente al Congreso paraguayo.
Foto ilustrativa de tanques frente al Congreso paraguayo.

Asunción. Reuters. La justicia paraguaya ordenó el arresto de un militar procesado por la desaparición de tres personas bajo la Operación Cóndor, mediante la que se intercambiaban prisioneros entre las dictaduras del Cono Sur suramericano en los años 70.

El magistrado Gustavo Santander dijo que resolvió la noche del lunes la prisión domiciliaria del general retirado Alejandro Fretes Dávalos, de 84 años, exjefe de Estado Mayor de la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989).

"Consideramos conveniente dictar la prisión preventiva de Fretes Dávalos mientras se desarrolla el proceso. La cumplirá en su domicilio debido a su avanzada edad", dijo Santander.

Fretes Dávalos fue procesado en el 2003 por la desaparición de los paraguayos Federico Tatter, Ignacio Samaniego y Oscar Luis Rojas, detenidos entre 1976 y 1978 en el marco del operativo de intercambio de prisioneros políticos entre las dictaduras de Argentina, Chile, Uruguay, Bolivia y Brasil.

Confesión. En su declaración ante el juez, el militar admitió la colaboración entre países para el intercambio de información y reconoció su firma en varios documentos, aunque negó la existencia del llamado Operativo Cóndor.

"De acuerdo a los documentos que tenemos, él solicitaba la búsqueda y captura de personas durante el gobierno de Stroessner. Entre estas personas figuran aquellas cuya desaparición investigamos", dijo el magistrado.

En el mismo proceso, Santander solicitó en septiembre del 2003 la detención y extradición a Paraguay del exdictador Stroessner, asilado en Brasilia desde 1989.