Marvin Barquero. 24 mayo
 El año pasado, la alzas en exportación de piña sostenían las ventas del sector agrícola. Pero al primer cuatrimestre de este año ese producto ya presenta una fuerte caída del 9%. Foto: Albert Marín
El año pasado, la alzas en exportación de piña sostenían las ventas del sector agrícola. Pero al primer cuatrimestre de este año ese producto ya presenta una fuerte caída del 9%. Foto: Albert Marín

El valor de las exportaciones de productos (sin servicios) de Costa Rica se estancó en el primer cuatrimestre de este año, es decir, de enero a abril, con respecto a igual periodo del año pasado, pues creció apenas un 0,2%.

Las ventas totales de productos acumularon un valor de $3.693 millones entre enero y abril, mientras que para el año pasado llegaron a $3.686 millones en igual lapso, de acuerdo con las cifras oficiales de la Promotora del Comercio Exterior (Procomer), liberadas este viernes 24 de mayo en su página web.

Esto significa que Costa Rica, en este cuatrimestre, apenas logró vender al exterior productos por un valor de $7 millones superior con respecto a los primeros cuatro meses del año anterior. En el 2018, las ventas subieron en ese periodo un 7%, lo cual correspondió a $253 millones adicionales.

El problema se centra en las exportaciones del llamado régimen definitivo, es decir, las empresas fuera de zonas francas y que no tienen incentivos. Las colocaciones de este sector bajaron un 10% en el periodo en análisis, pues llegaron este año a $1.724 millones, con una merma de $192 millones con respecto a lo generado en el 2018.

La presidenta de la Cámara de Exportadores de Costa Rica, Laura Bonilla, aseveró que la situación actual del sector exportador es crítica.

“Vemos con preocupación –agregó– que nuestras exportaciones continúan la tendencia de desaceleramiento, lamentamos que al mes de abril únicamente presentáramos un crecimiento de apenas un 0,2%, y se incremente la baja en el régimen definitivo conformado por 2.253 empresas, especialmente pymes (pequeñas y medianas empresas) ubicadas en zonas rurales; asimismo es alarmante el crecimiento en la caída en el sector agrícola al decaer sus ventas en 15%”, lamentó la dirigente.

Bonilla se unió a la voz de preocupación de Francisco Gamboa, director ejecutivo de la Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR), especialmente por el impacto entre las empresas ubicadas fuera de zonas francas. Además, enfatizó, estas empresas tienen como mercado natural a América Central, mercado en el cual las ventas cayeron un 4%, que significan $29 millones menos.

El viceministro de Comercio Exterior (Comex), Duayner Salas, reconoció que son datos a los cuales se les debe poner mucha atención. Empero, atribuyó la situación a tres factores externos a las políticas y la producción: el impacto climático, en especial por el fenómeno de El Niño, a la comparación con un año histórico alto que fue el 2018 y la situación interna a Nicaragua que causó una caída cercana al 20% en las colocaciones a ese país.

El viceministro dijo que, pese a eso, las instituciones de sector exportador estarán analizando medidas a tomar para ayudar a sectores más golpeados, como, por ejemplo, estudios de nuevos mercados donde se podrían colocar productos.

El total se logró sostener, como está pasando desde el año pasado, en el valor de las exportaciones de las zonas francas. Este régimen cerró los primeros cuatro meses de este 2019 con ventas por $1.925 millones, con un incremento absoluto de $204 millones con respecto a igual periodo del 2018, lo cual significa un 12% más, según un informe solicitado a Procomer.

Agro golpeado

El sector agrícola, conformado por empresas fuera del régimen de zonas francas, es el que está recibiendo el golpe más fuerte, pues el valor de sus envíos al exterior disminuyó en un 15% en el primer cuatrimestre con respecto al año pasado.

Ese “macrosector” exportó $894 millones en el acumulado de enero a abril, una caída de $160 millones con respecto al acumulado de esos meses del 2018. Las colocaciones de banano (-34%), de piña (-9%) y de melón (-13%), influyeron en esta fuerte caída, de acuerdo con las cifras de Procomer.

La Promotora dijo que la caída se da frente a un año 2018 que fue muy bueno para el sector y que el impacto del fenómeno climático de El Niño está afectando al sector agrícola.

Al contrario, la ventas de equipo de precisión y médico, procedente de empresas de zonas francas, sostiene el resultado general. Los datos indican que este “macrosector” creció un 12% en el primer cuatrimestre. Logró vender $1.132 millones en el acumulado a abril, lo cual significa $176 millones adicionales con respecto al 2018.

La combinación de estos factores causa que se amplíe la diferencia entre esos dos tipos de productos, al medir el principal sector de las exportciones. En el primer cuatrimestre, el equipo de precisión y médico representó un 31% del total, mientras que el sector agrícola fue el 24%. El tercer sector en importancia es el de la industria alimentaria, con un 14% del total, pero también con una caída del 2% con respecto al 2018.

La Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR) alertó de nuevo, como lo ha hecho en varias ocasiones anteriores, acerca del mal resultado de las empresas ubicadas fuera de zonas francas y una merma en el ingreso por las ventas a Centroamérica, estimada como el mercado natural para ese tipo de compañías industriales.

Francisco Gamboa, director ejecutivo de la CICR, advirtió de que las cifras muestran un panorama bastante oscuro pues las ventas al exterior de la industria manufacturera fuera de zona franca continúan contrayéndose al mes abril, con una caída de -5,3% con respecto al primer cuatrimestre del año anterior.

“Es la caída más severa en un primer cuatrimestre desde 2015. Hay caídas muy alarmantes e importantes en industrias como la alimentaria de -11% y la metalmecánica de -12%. Se exportaron en este primer cuatrimestre de 2019, $45 millones menos que en el mismo periodo de 2018”, enfatizó Gamboa.

También manifestó su preocupación porque las ventas a América Central de ese sector específico, donde se dirige el 58% de dichas exportaciones (industria fuera de zona franca), se van cayendo un -10%.

En tanto, Bonilla pidió medidas urgentes.

“Consideramos que es ahora que se deben tomar medidas prioritarias para revertir este comportamiento, atendiendo aspectos expeditos como el DUCA (Documento Único Centroamericano, cuya implementación causa atrasos), los cierres intermitentes en la ruta 32, en el puerto de Caldera y en la Terminal de Contenedores de Moín.

"Como exportadores consideramos importante que se ejecuten acciones expeditas para ayudar al sector agrícola que ha sido el más afectado durante año”, detalló Bonilla.