14 mayo, 2006

Bratislava, 13 may (EFE).- Eslovaquia y México suscribieron hoy dos acuerdos, uno en materia fiscal y otro de entendimiento, que tienen por objeto desarrollar el tratado de asociación vigente entre el país norteamericano y la Unión Europea (UE), de la que Eslovaquia forma parte desde mayo del 2004.

Con motivo de su primera visita oficial a Eslovaquia, el presidente de México, Vicente Fox, destacó el interés de su país en profundizar los lazos económicos mutuos en sectores como "el químico, de maquinaria ligera, agua y su uso eficiente, y turismo".

"Vamos a ver y promover las inversiones mexicanas en este país, para aprovechar las ventajas que ofrecen, como un sistema impositivo moderno y exitoso, con una tasa única ('flat tax') para el impuesto a las ventas y el impuesto a las rentas, sistema que muchos quisiéramos tener en México", indicó el mandatario.

El vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía eslovaco, Jirko Malcharek, y su homólogo mexicano, Sergio García de Alba, fueron los encargados de firmar el memorando de entendimiento, mientras que el embajador eslovaco en México DF, Jozef Adamec, y la embajadora mexicana acreditada en Bratislava, Patricia Espinosa, estamparon su firma en el acuerdo sobre doble tributación.

La firma de ambos documentos se produjo en el Palacio de Grasalkovic, sede presidencial, en presencia de los jefes de Estado de ambos países, el eslovaco Ivan Gasparovic y Fox, que llegó hoy procedente de la IV Cumbre Unión Europea-América Latina y Caribe en Viena.

Las relaciones comerciales entre Eslovaquia y México, que se cifran en 62 millones de dólares, son claramente favorables al país eslavo, ya que México "importa unos 3 millones de dólares, y estamos importando el resto", indicó a EFE Eduardo Ramos, representante de la Secretaría de Estado de Economía de México ante la UE.

El acuerdo firmado hoy "crea una comisión económica intergubernamental que puede incorporar al sector privado, para estrechar contactos comerciales", así como facilitar la incorporación de las pequeñas y medianas empresas (PYMES), precisó Ramos.

El representante reconoció la buena evolución de la industria automovilística mexicana y ahora se trata de "ver de qué manera se pueden crear sinergia, para seguir creciente en el sector de automoción", donde Eslovaquia figura como uno de los primeros productores 'per capita' de la UE.

Fox no mantuvo la reunión que inicialmente estaba prevista con el primer ministro, Mikulas Dzurinda, y tras la comida con Gasparovic, con asistencia de las primeras damas, el dignatario mexicano se dirigió al aeropuerto internacional de Bratislava - M.R.Stefanik para retornar a su país. EFE

gm/jcb/jj