Marvin Barquero. 30 enero
La ministra de Economía (en el podio), Victoria Hernández, presentó la estrategia. La acompañaron Carlos Alvarado, presidente de la República, Epsy Campbell, vicepresidenta de la República, Rodolfo Piza Ministro de la presidencia y Rodrigo Cubero, presidente del Banco Central. Foto: Alejandro Gamboa Madrigal
La ministra de Economía (en el podio), Victoria Hernández, presentó la estrategia. La acompañaron Carlos Alvarado, presidente de la República, Epsy Campbell, vicepresidenta de la República, Rodolfo Piza Ministro de la presidencia y Rodrigo Cubero, presidente del Banco Central. Foto: Alejandro Gamboa Madrigal

El Gobierno pretende guiar a los consumidores para un buen uso del crédito y de las finanzas familiares y, con ello, evitar al alto endeudamiento en el país, de acuerdo con un anuncio realizado la tarde de este miércoles 30 de enero.

La meta se logrará, según el Ejecutivo, con el lanzamiento de la Estrategia Nacional de Educación Financiera, la cual fue presentada este miércoles en un acto especial en la Casa Presidencial.

En la misma participaron el presidente de la República, Carlos Alvarado; la vicepresidenta, Epsy Campbell; el ministro de la Presidencia, Rodolfo Piza; la ministra de Economía, Industria y Comercio (MEIC), Victoria Hernández, y el presidente del Banco Central, Rodrigo Cubero.

La estrategia incluirá un decreto que se firmó este miércoles, así como una carta de compromisos firmada por 27 entidades financieras con el Gobierno, donde el sector privado y público asumen en conjunto la educación financiera.

La estrategia fue declarada de interés nacional en vista de las dimensiones del problema y pretende una serie de acciones articuladas entre las entidades públicas y el sector privado. Se lanzó ante el desconocimiento sobre el funcionamiento de los diversos productos financieros que existen en el mercado, el uso adecuado de instrumentos como las tarjetas de crédito, créditos de consumo, crédito personal, entre otros.

El MEIC recordó, en una presentación, que en los últimos cinco años las deudas de los costarricenses se incrementaron en un 101% hasta llegar a ¢1,2 billones, mientras que la emisión de tarjetas de crédito creció en ese periodo en un 75%, pues actualmente circulan 2,6 millones de unidades de ellas.

La ministra Hernández dijo que en las mesas de trabajo establecidas para crear la estrategia se comprobó que un 70% de quienes trabajan en Costa Rica tienen deudas y que hay sectores con mayores problemas, como el sector de la policía y los educadores en el ámbito público.

El plan es guiado por el MEIC como ente encargado de la defensa de los consumidores.

Entre las acciones que se pondrán en marcha destacan cursos de capacitación (se iniciarán con policías y educadores) y la emisión de guías de mejores prácticas, con capacitación en cómo llevar las finanzas familiares, cómo analizar los contratos de tarjetas de crédito y cómo analizar los créditos de consumo en el comercio.

El presidente Alvarado y Cubero coincidieron en que el mayor problema, empero, está en el endeudamiento de muchos consumidores en el sistema informal (conocidas como garroteras), pues en este caso no ha información.