Óscar Rodríguez. 28 febrero

El Sindicato de Empleados del Banco Nacional (Sebana) inició el trámite para ir a huelga general por la anulación del bono económico de este año.

Harold Reyes, secretario general de Sebana, notificó este miércoles 28 de febrero a Juan Carlos Corrales, gerente general; y a la Junta Directiva del Banco, del proceso legal para la suspensión de labores, según el oficio del cual tiene copia La Nación.

Reyes remitió un pliego de peticiones en el que exige el pago del beneficio conocido como Sistema de Evaluación del Desempeño e Incentivos (SEDI), prorrogar la convención colectiva –salvo los artículos en proceso de negociación– y aprobar un aumento salarial del 1% a los 5.442 trabajadores de la entidad.

El Sindicato de Empleados del Banco Nacional notificó, este 28 de febrero, a gerente Juan Carlos Corrales del inicio del trámite para ir a huelga general. El malestar de los trabajadores nace de la decisión de Corrales de anular el bono de productividad de los empleados este año. Foto: Rafael Murillo.
El Sindicato de Empleados del Banco Nacional notificó, este 28 de febrero, a gerente Juan Carlos Corrales del inicio del trámite para ir a huelga general. El malestar de los trabajadores nace de la decisión de Corrales de anular el bono de productividad de los empleados este año. Foto: Rafael Murillo.

El documento, del cual tiene copia este diario, pide que la Directiva explique quiénes son los responsables del crédito dado a la empresa Hidrotárcoles. El Banco hizo una provisión por el aumento del riesgo de este préstamo, lo cual generó que se suprimiera el bono a los trabajadores y a la alta gerencia.

Corrales explicó que no conoce el detalle del pliego de peticiones; pero presume que se relaciona con el beneficio económico y al proceso de negociación del acuerdo laboral iniciado el año pasado.

"El SEDI no se anuló, no se ganó. El SEDI no es una obligación de la institución pagarlo. Hay que ganárselo", argumentó el Gerente.

Proceso

El Código Procesal Laboral establece, en el artículo 378, que los sindicatos deben notificar por escrito al patrono antes del inicio de la huelga, ya sea un paro intermitente de labores o de manera gradual.

Sebana acordó, el pasado 24 de febrero, que recurrirán a la modalidad de huelga, si no obtienen una respuesta satisfactoria a las demandas remitidas a la alta gerencia.

Se desconoce cuánto tiempo esperarán una respuesta de las autoridades del Banco y cuándo empezaría el movimiento.

"En caso de declararse la huelga, se le estará avisando a dicho patrono (el Banco) de la modalidad de la misma que se defina, así como los días y horas de la suspensión de labores", se detalla en la misiva enviada por el Secretario de Sebana al Corrales.

Ante consultas de este diario, Harold Reyes aseguró que la huelga no está convocada aún, pero que sí se cumplió con el procedimiento previo, establecido en la ley, que exige notificar al patrono sobre un eventual movimiento.

La huelga se convocaría, en caso de que no se cumplan "una serie de peticiones enfocadas en la lucha de la defensa de nuestra institución y nuestra estabilidad laboral", agregó el sindicalista.

Reyes también envió, este 28 de febrero, un comunicado a los empleados de la institución en el cual se informa que la entidad bancaria no podrá despedir a ningún trabajador por acudir a la huelga.

La única forma sería –detalla el sindicalista– que un juez declare el movimiento ilegal y haya transcurrido un día de la declaratoria.

"Ese código laboral dicta que los trabajadores tendrán 24 horas para reincorporarse a sus puestos de trabajo si tal declaratoria judicial ocurriera", explicó Reyes en el correo enviado a los empleados, del cual La Nación tiene copia.

Génesis del malestar

El malestar de los trabajadores del Banco Nacional de Costa Rica (BNCR) nace de la decisión de la alta gerencia de suprimir el pago del bono de productividad para los 5.442 empleados.

Corrales informó a los trabajadores, el pasado 19 de febrero, que la provisión por ¢26.878 millones hecha por el crédito a la empresa Hidrotárcoles generó la decisión de anular el incentivo económico a los empleados y la alta administración.

La estimación por el aumento del riesgo del préstamo para el Proyecto Hidroeléctrico Capulín San Pablo generó una reducción de las ganancias del Banco el año pasado y el incumplimiento de las metas de utilidad y rentabilidad.

El Secretario General de Sebana calificó de "indignante que Corrales achacara a la mala gestión crediticia el efecto negativo sobre el bono de productividad", según una carta enviada a los empleados.

Asimismo, Reyes cuestionó a la Gerencia General sobre quiénes aprobaron el polémico préstamo y a la Auditoría del Banco.

El bono de productividad del Nacional se fundamenta en la convención colectiva de la institución. El artículo 63 dicta que el 15% de la utilidad del Banco se reparte entre los empleados. El dinero se entrega a los trabajadores en los primeros cinco meses del año posterior del cierre anual.

Para la entrega de los bonos, los cuales equivalen, en promedio, a un salario adicional, se efectúa una evaluación de metas institucionales cumplidas, conocida como Sistema de Evaluación del Desempeño e Incentivos (SEDI).

Gerente del BNCR: 'El bono hay que ganárselo'

Juan Carlos Corrales, gerente general del Banco Nacional de Costa Rica (BNCR), insistió en que la entidad no puede pagar un beneficio económico a los empleados sino se lograron las metas del año.

Además, cuestionó las críticas del sindicato del banco de responsabilizar a la alta gerencia por créditos polémicos como Hidrotárcoles y Yanber.

Juan Carlos Corrales, gerente general del Banco Nacional. Foto: Graciela Solís.
Juan Carlos Corrales, gerente general del Banco Nacional. Foto: Graciela Solís.

– ¿Cuál es la posición del Banco por el trámite del Sindicato para ir a huelga general?

– No tengo oficialmente una nota que me hayan enviado.

– ¿El diario sí tiene copia de una nota dada este miércoles en la Gerencia, a las 11 a. m.?

– La desconozco. Imagino que estarán siguiendo algún proceso; pero no sé cuál es.

– ¿Sabe si es por la decisión de anular el bono a los empleados?

– Bueno, me imagino. También estamos en medio de una negociación de la convención colectiva.

– ¿Considera adecuada la decisión del Sindicato?

– Sé que ellos tuvieron una Asamblea el sábado. Me dijeron que fue un grupo pequeño el que llegó. No sé si la Asamblea tomó un acuerdo.

– Precisamente ir a huelga fue el acuerdo tomado y ahí se habló de la provisión del crédito de Hidrotárcoles. Y cuestionaron a la alta gerencia por otras operaciones.

– Sí, sí. Ellos cuestionan sin conocimiento, lo que deben hacer es venir y sentarse conmigo para explicarles.

"Algo me dijeron de un comunicado que pasaron a los empleados sobre Yanber. Es más de lo mismo de lo que ahora están diciendo ellos.

"Es seguramente por lo del SEDI (Sistema de Evaluación del Desempeño e Incentivos). El SEDI no se anuló, no se ganó. El SEDI no es una obligación de la institución pagarlo. Hay que ganárselo.

"Hay objetivos que están amarrados con el modelo de gestión del Banco y están aprobados por la Junta Directiva y no se puede pasar por encima".

– Sobre la negociación de la convención colectiva. ¿Ustedes propusieron modificar el beneficio económico de repartir el 15% de las ganancias?

– Con la directriz (presidencial) desde el año pasado se aplica a la alta gerencia el límite al bono de productividad del 60% del salario del salario.

"En el caso del artículo 63 de la convención colectiva, está redactado de que se da el 15% de las utilidades netas.

"Eso está en la negociación porque hay que cumplir con la directriz y se va a pasar de acuerdo al mandato de la directriz de que es 0,6 (60%)".

– ¿Y hubo respuesta de los trabajadores?

– Hemos estado negociando, ellos saben nuestra propuesta y han llevado contrapropuestas. Pero entiendo que en la asamblea del sábado acordaron no aceptar las propuestas de la Administración. Entonces estamos en una pausa. El próximo martes se verá que se negociará.