Óscar Rodríguez. 23 julio
El Banco Central informó que, en los próximos meses, se podrán en circulación los nuevos billetes. Fotos: Mayela López
El Banco Central informó que, en los próximos meses, se podrán en circulación los nuevos billetes. Fotos: Mayela López

El Banco Central de Costa Rica (BCCR) pondrá en circulación, en los próximos meses, nuevos billetes de ¢20.000, ¢5.000 y ¢2.000 fabricados con un material similar al plástico.

Las nuevas denominaciones serán impresas en sustrato de polímero que brinda una mayor durabilidad, los hace más seguro y además, reciclables, informó el ente emisor, en un comunicado.

El billete de ¢10.000 también se emitirá en este mismo compuesto, pero será más adelante.

“Si bien los nuevos billetes presentan ajustes en su diseño y en su estructura de medidas de seguridad, para comprobar su autenticidad y combatir la falsificación, mantienen los mismos personajes, motivos, tonalidades y tamaños que los que circulan actualmente”, destacó el BCCR.

Banco Central informó de que entrarán en circulación, en los próximos meses, una nueva emisión de estas tres denominaciones, que se imprimirán en sustrato de polímero, que es más duradero, seguro y reciclable
Banco Central informó de que entrarán en circulación, en los próximos meses, una nueva emisión de estas tres denominaciones, que se imprimirán en sustrato de polímero, que es más duradero, seguro y reciclable

Actualmente, las entidades financieras están en el proceso de la calibración de equipos de procesamiento de billetes, de cajeros automáticos y demás dispositivos que reconozcan el nuevo papel moneda.

En las próximas semanas, el Banco Central informará sobre las características de seguridad de los billetes para su fácil reconocimiento por el público, comercio y el sistema financiero nacional.

La institución detalló que los nuevos billetes entrarán en circulación y coexistirán con los actuales, que mantendrán su valor como medio de pago, hasta la fecha que oportunamente comunique el BCCR.

La Junta Directiva del Banco acordó, desde diciembre del 2017, el cambio del material en el cual se imprimen los billetes de ¢20.000, ¢5.000 y ¢2.000.