Krissia Chacón. 19 abril

En un corto plazo los costarricenses podrán dejar guardadas sus tarjetas de crédito y comenzar a efectuar los pagos de sus compras con relojes, brazaletes y anillos.

17/04/2018, San José, La Sabana, fotografías de los nuevos dispositivos de Visa, con los que los usuarios podrán realizar pagos sin contacto y sin necesidad de portar su tarjeta de débito o crédito. Fotografía José Cordero
17/04/2018, San José, La Sabana, fotografías de los nuevos dispositivos de Visa, con los que los usuarios podrán realizar pagos sin contacto y sin necesidad de portar su tarjeta de débito o crédito. Fotografía José Cordero

Esta posibilidad será una realidad por medio de la tecnología contactless (sin contacto o pago por proximidad), que ya se ha popularizado con las tarjetas convencionales y que se representa con un símbolo de cuatro rayas curvas ubicado en la esquina superior derecha.

Los pagos por proximidad se realizan cuando se acerca la tarjeta al datáfono, sin la necesidad de deslizar como sucede con la banda magnética o introducirla como sucede con el chip.

La utilización de objetos de uso personal como medio de pago tienen como fin brindar seguridad y comodidad al usuario. Por ejemplo, imagine que va a salir a correr, lo único que necesitará es colocarse una banda en la muñeca y con este dispositivo podrá realizar los pagos en las tiendas de conveniencia, sin necesidad de llevar con usted la tarjeta.

Los grandes emisores de las tarjetas como Visa y Mastercard, afirman que el objetivo principal del contactless es agilizar los tiempos de cobro, disminuir las filas, brindarle seguridad al usuario, reducir los tiempos de las transacciones y habrá un menor deterioro de las tarjetas.

Los pagos por proximidad también funcionan con celulares (si cuenta con Apple Pay, Samsung Pay, Microsoft wallet, entre otros).

En una tarjeta sin contacto o cualquier dispositivo que acepte contactless, el chip se conecta con la terminal por medio de una tecnología de comunicación inalámbrica de corto alcance.

El chip microprocesador de la tarjeta se alimenta de forma inalámbrica por la proximidad de un punto de venta. Solo una terminal genuina, con una cuenta de banco adquirente auténtica, puede dialogar con una tarjeta sin contacto y proceder con una transacción, explicó la compañía Gemalto.

17/04/2018, San José, La Sabana, fotografías de los nuevos dispositivos de Visa, con los que los usuarios podrán realizar pagos sin contacto y sin necesidad de portar su tarjeta de débito o crédito. A la izquierda del chip, el símbolo de cuatro líneas curvas que representa la tecnología
17/04/2018, San José, La Sabana, fotografías de los nuevos dispositivos de Visa, con los que los usuarios podrán realizar pagos sin contacto y sin necesidad de portar su tarjeta de débito o crédito. A la izquierda del chip, el símbolo de cuatro líneas curvas que representa la tecnología "contacless". Fotografía José Cordero
Acérquese y pague

Vicente Echeveste, vicepresidente de productos para Visa en Latinoamérica y el Caribe, afirmó que Costa Rica tendrá en el corto plazo la posibilidad de pagar con múltiples dispositivos de uso cotidiano, aunque no detalló fechas específicas porque depende de los plazos de cada entidad financiera para habilitar el servicio.

"Ellos (los bancos) tienen que integrar el servicio en sus planes de desarrollo. Costa Rica es uno de los mercados en que los pagos con tarjeta son muy fuertes, hay un alto nivel de aceptación. El cliente empieza a apreciar estos pagos y los bancos quieren seguir adaptando sus dispositivos para ofrecer diferentes formas de pago", explicó Echeveste.

En un inicio se espera que las entidades bancarias ofrezcan las bandas, estas ya tendrán integrado el chip sin contacto que esté ligado a la cuenta del usuario.

También se habilitarán los teléfonos como medio de pago. Echeveste explicó que los bancos podrán ofrecer el servicio a través de sus aplicaciones móviles. Tendrán que tomarle una fotografía a la tarjeta y luego la entidad seguirá un proceso de validación para determinar que la solicitud la está haciendo el dueño de la cuenta.

Jorge Fernández, director de Aceptación de Mastercard Centroamérica, señaló que el uso de dispositivos como brazaletes, pulseras y relojes, popularmente conocidos como wearables, forman parte de la evolución natural de la tecnología de pagos sin contacto, por lo que Mastercard está trabajando junto con los bancos en el lanzamiento del servicio en el mediano plazo.

Evangelización

La mayoría de los comercios todavía se muestran tímidos en cuanto a la adopción del sistema sin contacto. Este servicio tiene como objetivo que sea el mismo cliente quien realice su pago, sin tener que darle su tarjeta al cajero; tan solo acercar y pagar.

Todavía sucede que los comercios realizan sus pagos con banda magnética o con chip, y si lo hacen sin contacto, siempre es el cajero quien procesa la cancelación del monto. El panorama ideal para los emisores de tarjeta es que los datáfonos se encuentren al frente del cliente y que sean ellos quienes realicen la transacción.

"Tenemos planes agresivos para seguir con la educación, para que cuando los comercios vean el símbolo contactless le ofrezcan al usuario la opción de pagar ellos mismos. Estamos trabajando en educar al comercio para orientarlo al cliente y que sea más rápido y eficiente", añadió el representante de Visa.

Fernández señaló que en Mastercard se está trabajando en conjunto con los bancos adquirentes para asegurar que la experiencia contactless sea la adecuada al momento de hacer una transacción en los comercios.

Lo anterior incluye asegurar la ubicación correcta de la terminal del punto de venta al alcance del tarjetahabiente, entrenamiento adecuado para los dependientes y la señalización en los comercios que le indiquen al usuario que puede hacer uso de la tecnología sin contacto.

Datos del Banco Central de Costa Rica (BCCR) al cierre del 2017 indican que de la cantidad total de terminales que existen en el país, el 63% (aproximadamente 111.000) están habilitadas para procesar tarjetas con banda magnética, chip y contactless.

En cuanto a las tarjetas, de las más de 8 millones tanto de débito como de crédito, el 49,2% ya poseen la tecnología contactless (64% tarjetas de débito y 36% de crédito).