Marvin Barquero. 15 agosto, 2007
 Desde octubre del 2004 la Contraloría exigió un nuevo reglamento para el registro de plaguicidas, lo que todavía no se ha logrado. | ARCHIVO
Desde octubre del 2004 la Contraloría exigió un nuevo reglamento para el registro de plaguicidas, lo que todavía no se ha logrado. | ARCHIVO

Organizaciones de agricultores y distribuidores de agroquímicos genéricos lamentaron ayer que, luego de tres años, siga paralizado el registro de nuevos plaguicidas.

En octubre del 2004, la Contraloría General de la República cuestionó los sistemas de registro y pidió cambiarlos. En años pasado se emitió un reglamento, pero fue paralizado por la Sala IV.

La Cámara de Productores de Productos Genéricos, la Unión Nacional de Pequeños y Medianos Productores Agropecuarios (Upanacional) y otras organizaciones agrícolas, dijeron ayer que los plaguicidas de marca valen casi el doble de los genéricos.

Alzas. La obligación de pagar más ante el atraso del registro y autorización de uso de los genéricos repercutirá en los precios finales de los productos. Por eso, es posible esperar alzas en hortalizas, verduras y otros, según el secretario general de Upanacional, Guido Vargas.

Sin embargo, el viceministro del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), Carlos Villalobos, recordó que la actual administración negoció un nuevo reglamento para el registro de productos, supuestamente con el consenso de todos los sectores.

Pero antes de que se pusiera a regir, tras la publicación del decreto, un sector presentó un recurso ante la Sala IV. Villalobos recordó que se acogió pero en la parte referente a las equivalencias u homologación del ingrediente activo entre los productos.

El MAG y los ministerios de Salud y del Ambiente y Energía, involucrados en este tema, analizan la posibilidad de ponerlo a regir sin la parte re las equivalencias.

De esa manera, algunos de los registros que hacen presa en el Servicio Fitosanitario del Estado y que ya habían cumplido requisitos tal vez se puedan tramitar.

Villalobos añadió que el atraso afecta tanto a productos genéricos como los de marca.