Gustavo Arias Retana. 27 diciembre, 2019

Los motociclistas son las principales víctimas de la violencia que se vive en las calles costarricenses. Solo de enero a noviembre de este año se presentaron 195 muertes en sitio de personas que viajaban en moto, es decir unas 18 al mes, según cifras del Consejo de Seguridad Vial (Cosevi).

Las autoridades conocen la dimensión del problema, ya que no es un fenómeno nuevo. De 2012 a noviembre de este año se reportaron 1.286 muertes de motociclistas, cifra que representa el 40% de los 3.223 fallecidos del periodo en accidentes de tránsito.

Conductores experimentados y funcionarios coinciden en que detener esta epidemia pasa por lograr que las personas reaprendan a convivir en las calles. Sin embargo, las medidas para lograr ese proceso tienen poca articulación en el país y, de momento, su eficacia para frenar la masacre en carretera es imperceptible estadísticamente.

Lea el reportaje completo en el siguiente enlace: