Por: Mercedes Agüero, Hassel Fallas.   29 enero, 2016
Candidatos adeudan
Candidatos adeudan

Cuatro exdiputados que buscan regresar a la política desde una alcaldía aparecían, hasta el 22 de enero anterior, como deudores de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) de forma personal o mediante sociedades anónimas donde figuran como presidentes.

Se trata de los candidatos Guido Granados, del Partido Liberación Nacional (PLN); Jorge Eduardo Soto Chavarría, de la Unidad Social Cristiana (PUSC); Alejandro Chaves Ovares, de Republicano Social Cristiano (RSC), y Peter Guevara, del Movimiento Libertario (ML). En conjunto, la deuda que aparece hasta la fecha indicada para estos aspirantes es de ¢61,5 millones.

La información se fundamenta en una consulta de La Nación al registro de morosidad de patronos de la CCSS.

Allí se revisó la situación de cada uno de los 605 postulantes a alcalde con esa institución. Los datos de las empresas donde aparecen como presidentes, se extrajeron del Registro Nacional.

Candidatos adeudan
Candidatos adeudan

Peter Guevara, candidato del Movimiento Libertario en Santa Ana, aparece como presidente de la empresa Moto Center, que, al 22 de enero, debía ¢96.000. Consultado sobre la deuda, dijo que dicha sociedad dejó de funcionar desde el 2009. “No estaba al tanto de eso. Esa sociedad tiene siete años inactiva y nunca he sido notificado; la empresa operó por dos años y siempre estuvo al día en renta y con la Caja”. Un día después de ser entrevistado por La Nación , Guevara canceló la deuda y remitió el comprobante.

Entre tanto, Granados, diputado de 1982 a 1986 y quien aspira a la Alcaldía de San José, aparece como presidente de la sociedad anónima Fundo Barón Elegante, que adeuda a la seguridad social ¢54 millones, la tercera más grande de todos los consultados. El verdiblanco replicó que no es responsable de la deuda debido a que vendió esa empresa desde hace más de 10 años.

“Ellos nunca hicieron el cambio de personería y seguí apareciendo como presidente. Cuando les pedí que hicieran el cambio, no pudieron porque estaban morosos con la Caja. Cuando la vendí, no le debía un cinco”, aseveró.

Jorge Eduardo Soto, exlegislador del PUSC 1998-2002 y quien pretende la Alcaldía de Alajuela, debe ¢6,3 millones. Soto explicó que él anteriormente cotizaba como trabajador independiente y, luego, al ingresar al sector privado, lo empezó a hacer como asalariado, pero nunca fue desinscrito como independiente y la deuda se fue acumulando.

En una situación similar se encuentra el candidato por Atenas Alejandro Chaves, congresista socialcristiano entre 1994 y 1998. Chaves debe ¢559.000 por cuotas no pagadas como trabajador independiente. El postulante indicó que no trabaja desde hace dos años, pero no ha podido desinscribirse. “He ido pagando poco a poco y no tengo ningún cobro judicial”, dijo. Afirmó que actualmente recibe ingresos de unos alquileres.

Alcaldes morosos. En la lista de deudores también figuran el actual alcalde de Alajuelita, Víctor Hugo Echavarría, quien busca reelegirse. El candidato debe ¢2,1 millones, de los cuales ¢236.000 corresponden, según dijo, a una deuda por estar registrado como trabajador independiente y no haberse desinscrito al pasar a la función pública en 1998.

El resto del dinero (¢1,9 millones) es de una deuda de la sociedad Telas San Felipe, donde el socialcristiano funge como presidente. “Es una distribuidora de telas y dejó de operar desde el año 2000”, indicó.

El alcade de Limón, Néstor Mattis, también está moroso a título personal, con ¢31.000.

Mattis, exliberacionista, ahora procura reelegirse hasta el 2020 con el Partido Auténtico Limonense. No fue posible conversar con él porque no contestó reiteradas llamadas a su celular.