Irene Rodríguez. 25 septiembre, 2009

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de Lucha Contra el Sida (Onusida) informaron ayer de un avance concreto con una vacuna contra el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), que causa el sida.

Un estudio con 16.000 voluntarios en Tailandia probó que se puede frenar el contagio del virus del sida en un 31,2 % de los casos. El análisis fue realizado por el Programa contra VIH del Ejército de Estados Unidos y el Ministerio de Salud de Tailandia.

Se trata de una investigación preliminar; la vacuna aún no se aprueba, ya que para hacerlo se requiere de al menos un 70% de eficacia, más del doble de lo que se ha logrado hasta ahora.

“El resultado es un avance en el desarrollo de vacunas contra el sida, porque es la primera vez que se consigue una vacuna que previene el VIH”, afirmó el ministro de Salud de Tailandia, Withaya Kaewparadai, en conferencia de prensa.

“Es el primer indicio desde el descubrimiento del virus en 1983 de que es posible crear una vacuna contra el VIH, aunque su efecto sea moderado. Los estudios deben seguir para mejorar el producto”, dijo Michel DeWilde, de Sanofi-Pasteur, casa farmacéutica que patentó la vacuna.

Los expertos dicen que el optimismo es cauteloso. Anteriormente se hicieron intentos de vacunas contra el sida que fracasaron.

Uno de ellos fue en el 2007 con pruebas de una vacuna de la farmacéutica Merck. La vacuna fue probada en 3.000 voluntarios. Sin embargo, hubo más contagios de sida entre los vacunados que entre quienes recibieron el placebo. Menos de un año después, Estados Unidos anuló las pruebas en otra vacuna.

El estudio. El ensayo está en fase III, en la que la vacuna es probada en varias personas para verificar su eficacia y efectos secundarios.

Esta vacuna, conocida como RV 144, combina dos sustancias, la Alvac y la Aidsvax. Estos químicos fueron utilizados anteriormente para intentar otras vacunas contra la enfermedad.

Los ensayos buscan definir el poder de estas sustancias para prevenir la infección con VIH y su capacidad para reducir el virus en la sangre de las personas que contrajeron el virus durante las pruebas.

En las pruebas participaron 16.402 ciudadanos de las provincias de Chonburi y Rayong. A la mitad se le dio la vacuna , la otra mitad recibió un placebo. Durante las pruebas, 125 personas se infectaron con VIH, 74 habían recibido el placebo, 51 la vacuna.

Tailandia fue escogida para el estudio por ser uno de los países con mayor incidencia y más muertes por la enfermedad. Este país tiene una población 600.000 seropositivos, y 400.000 tailandeses han muerto de sida desde que se detectó por primera vez el virus en el país en los años 80.

Según datos de Onusida, todos los días se infectan 7.500 personas en el mundo. Hay 33 millones de personas en el mundo infectadas con VIH. En el 2007 murieron dos millones de pacientes.