Salud

Pérdida de saliva durante la menopausia podría afectar la salud bucal de las mujeres

Secreción ayuda a la autolimpieza de la boca; al no tener suficiente, las bacterias aumentan, así como el riesgo de caries y otros problemas

Durante la menopausia, las mujeres no solo enfrentan cambios hormonales y emocionales, sino que también son más propensas a sufrir problemas bucales que incluso pueden terminar en la pérdida de piezas dentales.

Esto se debe a la menor producción de saliva que podría presentarse al final del periodo reproductivo, lo que, a su vez, provoca que los dientes sean más propensos a caries, problemas en las encías, gengivitis, periodontitis, mal aliento y sensación de boca ardiente.

El riesgo aumenta en las pacientes sin un control odontológico adecuado, que no usen hilo dental o mantengan malos hábitos de higiene bucal.

"La saliva lo que hace es ayudarnos a la autolimpieza de la boca, al no tener la suficiente cantidad, las bacterias aumentan en número y se introducen en cualquier espacio de los dientes, donde puedan tener acceso", advirtió el doctor Patrich Castillo, de la clínica Roosevelt Dental.

Conocer el problema

Los señales más frecuentes y conocidas de la menopausia son los llamados “síntomas vasomotores”: sofocos y episodios de sudoración nocturna, destacó el ginecólogo, Danilo Medina.

También son habituales las manifestaciones psicológicas, como inestabilidad emocional, cambios de humor o trastornos del sueño, así como los síntomas genitourinarios, que predisponen a una mayor prevalencia de infecciones urinarias, y en ocasiones limitan el mantenimiento de una vida sexual activa.

Sin embargo, existen otros aspectos, que también pueden mermar la calidad de vida de las mujeres, entre ellos se encuentra la xerostomía; término médico con el que se identifica a esta sensación de sequedad bucal por falta o disminución de saliva.

Según Medina, es conveniente prestar atención a este trastorno e identificarlo adecuadamente, con el objetivo de poder aplicar un tratamiento que reduzca los síntomas y prevenga las complicaciones secundarias.

Criterio compartido por Castillo, quien indicó que el primer paso a seguir es visitar al odontólogo y al ginecólogo para que realicen el diagnóstico respectivo y poder descartar otros posibles factores que pueden incidir: edad y existencia de enfermedades previas como trastorno de la tiroides, hipertensión o diabetes.

A parte de la xerostomía, vale saber que algunas mujeres también podrían presentar el Síndrome de Sjögren (trastorno autoinmunitario causado por la destrucción de las glándulas productoras de las lágrimas y la saliva, lo que causa resequedad en la boca y en los ojos).

"Si la mujer en menopausia comienza a sentir la sensación de boca ardiente, boca seca, le cuesta tragar, dificultades para hace el bolo alimenticio y tragárselo, debe presentarse de dos a tres veces al año para hacer una revisión y limpieza de los dientes", recomendó el odontólogo.

Posibles tratamientos

Sumado a los medicamentos sustitutivos de hormonas, los médicos pueden recomendar otras alternativas de tratamientos como la saliva artificial, que se aplica por medio de un spray, brindando a la persona la sensación de lubricación y humectación.

"Va a tener una de duración de una hora y media a dos horas, dependiendo de si la mujer habla mucho o come mucho", dijo Castillo.

Estas gotas tienen un valor aproximado en el mercado nacional entre los ¢7.000 y los ¢10.000.

También existen algunos productos naturales que pueden colaborar en la tarea, como el té verde, jengibre, aloe vera, vinagre de manzana, manzanilla y la manzana. Estos alimentos, al consumirlos a diario como infusiones o bebidas, protegen la boca y potencializan la producción de saliva, por lo que mejoran la sensación de resequedad.

Lucía Astorga

Lucía Astorga

Bachiller en Ciencias Políticas de la Universidad de Costa Rica y Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina; finalizando la Maestría en Diplomacia del Instituto Manuel María Peralta.